Economía

Contagio del euro por Chipre parece estar controlado: analistas

12 febrero 2014 5:7 Última actualización 19 marzo 2013 16:9

[Bloomberg]  Morgan Stanley considera que la moneda está respaldada por fuerzas globales más fuertes que el peso de los mercados. 


 
Bloomberg
 
 
El euro parece estar a salva, pese a Chipe, según analistas de Morgan Stanley. Si bien, esta moneda cayó el lunes 18 de marzo 0.9% a 1.2957 dólares, cerró más alto que el punto intradía más bajo de la semana pasada, que fue de 1.2911 dólares.
 
 
Estrategas de Morgan Stanley, que estiman que la moneda del bloque de 17 países caerá a 1.17 dólares con el tiempo, dijeron que ven perspectivas de una recuperación y que toda declinación a corto plazo probablemente se limite a 1.27 dólares por euro.
 
 
El compromiso que anunció en julio el presidente del Banco Central Europeo, Mario Draghi, de hacer lo que haga falta para preservar la unión monetaria aún resuena en los mercados financieros, lo cual apuntala el euro y los mercados de renta fija de la región.
 
 
Draghi dijo este mes de marzo que su programa de compra de bonos –al que aún no se ha recurrido-, conocido como Transacciones Monetarias Directas (OMT, por la sigla en inglés), sigue siendo una protección “efectiva”.
 
“Los efectos de contagio son relativamente limitados. Hay fuerzas globales más grandes que guían los mercados cambiarios”, dijo Ian Stannard, jefe de estrategia cambiaria europea de Morgan Stanley en Londres.
 
El lento ritmo del crecimiento global hace que los grandes bancos centrales del mundo extiendan a una tercera ronda sus 5 años de flexibilización monetaria luego de superar la recesión y la crisis financiera. El BCE mantuvo las tasas de interés sin cambios en un bajo nivel récord de 0.75% cuando las autoridades de la entidad se reunieron el 7 de marzo, y Draghi destacó en conferencia de prensa que algunos funcionarios analizaron reducir los costos crediticios.
 
“La liquidez global apuntalará el riesgo en líneas generales, lo cual es probable que limite las posibilidades negativas para el euro”, dijo Stannard.
 
Luego de una liquidación inicial, muchos mercados financieros recuperaron parte de sus pérdidas en operaciones posteriores conforme las autoridades europeas dieron indicios de flexibilidad en la aplicación del impuesto bancario sin precedentes en Chipre en un intento de calmar la indignación que amenaza con frustrar el rescate del país.
 
 
Los rendimientos de los bonos gubernamentales italianos a 10 años aumentaron menos de cuatro puntos básicos ó 0.04% a 4.63%, y se mantuvieron por debajo del nivel más alto del pasado: 4.96% el 27 de febrero.
 
 
“Se reconoce que los riesgos han experimentado una disminución sustancial”, dijo en entrevista telefónica Moira McLachlan, administradora de dinero en Fort Lauderdale, Florida, de Hansberger Global Investors. Si no se consigue brindar garantías a los depositantes en Chipre, “es posible que todas las apuestas desaparezcan”, dijo.
 
 
Las escenas de chipriotas haciendo fila ante los cajeros automáticos hicieron surgir el fantasma de la huida de capitales y amenazaron con interrumpir la calma que se instaló en el mercado respecto del bloque monetario desde que el BCE prometiera en septiembre respaldar la deuda de los países en problemas.
 
 
Las condiciones del rescate de Chipre son negativas para los depositantes de Europa y podrían afectar las calificaciones de los bancos de la región, dijo hoy Moody’s Investors Service en un informe de Perspectivas Crediticias.