Economía

Consumo interno soportará economía el resto del año: BofA ML

El banco mantiene su estimado de crecimiento para México este año en 2.3%, sin embargo percibe una desaceleración para 2017 por la caída en la demanda manufacturera. 
Leticia Hernández
13 julio 2016 12:28 Última actualización 13 julio 2016 12:30
CDMX

Un crecimiento de México por arriba del 2% está soportado por el consumo interno que continuará fuerte, dijo Carlos Capistrán, economista en jefe de BofA. (Especial)

Fundamentado en la solidez del consumo interno, Bank of America Merrill Lynch mantiene su estimado de crecimiento para México en 2016 en 2.3 por ciento.

Sin embargo, hacia el 2017 percibe una desaceleración debido a la caída en la demanda manufacturera por parte de Estados Unidos y el recorte del gasto público por lo que ajustó a la baja su pronóstico a 2.3 por ciento desde 2.5 por ciento.

En sentido opuesto, percibe riesgos a la alza en la inflación con un pronóstico de una tasa de 3.3 por ciento para cierre del año y de 3.4 por ciento al cierre de 2017.

En conferencia de prensa sobre las expectativas para la segunda mitad del año, el economista en jefe de BofA, Carlos Capistrán, explicó que un crecimiento de México por arriba del dos por ciento está soportado por el consumo interno que continuará fuerte con un estimado de crecimiento de más de tres por ciento este año.

"El consumo interno se ha beneficiado de baja inflación que permite un incremento real del salario y de bajas tasa de interés, que incentivan el otorgamiento de crédito. Si bien este escenario podría verse presionado por el reciente aumento de tasas de interés y la tendencia alcista de la inflación, el consumo interno continuará sólido por las remesas internacionales que este año podrían alcanzar un récord de 28 billones de dólares, eso hace que el consumo crezca por arriba del PIB", explicó.

Con un escenario mixto de menor ritmo de crecimiento y aceleración en la inflación, Banco de México deberá actual con cautela para medir los efectos de sus movimientos de política monetaria, expuso el economista en Jefe para México de BofA Merrill Lynch.

"No creemos que Banxico continúe con un proceso de alza de tasas más allá del ritmo que muestre la Reserva Federal en Estados Unidos, a menos que algún movimiento abrupto en la paridad cambiaria por choques adversos del exterior como fue el caso del Brexit. Consideramos que la Fed aumentará sus réditos en diciembre en 25 puntos base y que Banxico lo iguale", señaló.

Para 2017 la expectativa sobre los ajustes de política monetaria de la Fed es que suban las tasa 25 puntos en junio y otros 25 puntos en diciembre, con movimientos espejo en México.

Por su parte, Emilio Romano, director general para México de BofA Merrill Lynch, reconoció que el panorama económico y fimanciero está tomado por la volatilidad internacional, sin embargo, "Gracias a las políticas fiscales y monetarias coordinadas, México ha logrado sobrellevar los vaivenes de la volatilidad mucho mejor que otros países", y señaló que ese sentir del banco también es el que han manifestado los inversionistas extranjeros.

Al tener a la vista la proximidad del proceso electoral en Estados Unidos, comentó que sí advierten mayor volatilidad en los mercados, sobretodo si la victoria fuera para el candidato Donald Trump, pero ya en la práctica, descartó la posibilidad de que éste pueda cumplir cabalmente con sus propuestas de campaña.

"Pensar que Estados Unidos, pionero del libre mercado, pueda bloquear el libre comercio con México y Canadá, o que prácticamente expropie las remesas, BofA no lo ve como posibilidad", dijo.

Al respecto, Carlos Capistrán advirtió que confían en la "buena estructura de la democracia en Estados Unidos y en la medida que el candidato electo implemente sus políticas, se irán haciendo los estimados sobre sus efectos para México", apuntó.

: