Economía

Consumo e inversión podrían activar la economía

El presidente de la Coparmex, Gustavo de Hoyos Walther,  aseveró que la inversión privada será determinante para activar el motor del crecimiento nacional.
Leticia Hernández
29 diciembre 2015 21:27 Última actualización 30 diciembre 2015 9:10
Gustavo de Hoyos Walther. (El Financiero)

El costo de la deuda es un foco rojo, aseveró Gustavo de Hoyos. (El Financiero)

Para lograr un mayor crecimiento económico en 2016 se requiere aprovechar los signos de recuperación en el consumo privado y cuidar la estabilidad de variables macroeconómicas con vigilancia al déficit y la deuda pública, advirtió la Confederación Patronal de la República Mexicana (Coparmex) que consideró que la inversión privada será determinante para activar el motor de crecimiento.

“En el sector existe la firme determinación de que el 2016 sea un mejor año para los mexicanos con una mejoría sensible en el bienestar de todos”, aseguró en su mensaje semanal, Gustavo de Hoyos Walther, presidente de la Confederación.

Agregó que existen señales que permiten anticipar la mejora en la economía principalmente por el fortalecimiento del mercado interno.

Los últimos datos registrados sobre el crecimiento del consumo privado con un repunte de 3.9 por ciento anual al mes de septiembre, “reflejan el alza del ingreso promedio anual de las empresas comerciales, del 5.2 por ciento real al mismo mes de septiembre”.

El dirigente patronal llamó a cuidar el déficit fiscal, el más elevado en los últimos 17 años, según mostraron los datos del periodo de enero a septiembre equivalente al 2.9 por ciento del PIB, y el endeudamiento del país, al no ser sostenible su ritmo de expansión en el mediano plazo y representar amenazas para la estabilidad económica, por lo que las autoridades hacendarias deben vigilar el costo del servicio de la deuda.

“Este es un foco rojo en el tablero económico que estamos a tiempo de corregir”, apuntó.

De Hoyos Walther señaló que las empresas y familias enfrentarán un gran reto, en la medida en que el costo del dinero tenderá a subir y llamó a las empresas a ser más eficientes y productivas para absorber de manera ordenada una eventual alza de las tasas de interés.

Reconoció que la inversión será la encargada de activar el crecimiento económico.