Economía

Consumo de las familias, principal impulso del PIB

Mientras otras naciones emergentes enfrentan la recesión, en México el poder de compra de las familias ha impulsado su crecimiento económico, señaló Luis Videgaray, titular de Hacienda, quien indicó que entre enero y agosto el consumo privado creció al 3.4 por ciento.
Jeanette Leyva
18 noviembre 2015 0:30 Última actualización 18 noviembre 2015 5:5
familias

El consumo por parte de las familias mexicanas ha impulsado la economía del país, señaló Luis Videgaray. (Bloomberg)

El poder de compra de las familias mexicanas es lo que le está dando impulso a la economía del país y se ha convertido en este año en una de las fortalezas más importantes de México, afirmó Luis Videgaray, secretario de Hacienda y Crédito Público.

Mientras otros países de la región o emergentes han entrado en recesión, México está creciendo gracias al poder de compra de los mexicanos, explicó en el marco de la Convención Nacional del IMEF.

“Es el consumo de las familias mexicanas lo que está fomentando el crecimiento económico. Y es real, las cifras de consumo en los últimos meses, en las últimas semanas, son alentadoras: El consumo privado, según el INEGI, en el periodo de enero-agosto está creciendo al 3.4 por ciento”, mencionó el funcionario.


MEJORA CAPACIDAD Y CONFIANZA
Detalló que en octubre las ventas de la ANTAD registraron un crecimiento de del 9.8 por ciento, el más importante que se ha dado en los últimos cuatro años.

Destacó los resultados en la venta de autos, que de enero a octubre ascendió a un millón 64 mil unidades, la cifra más alta en la historia y es un crecimiento de más del 20 por ciento.

Esto demuestra que “las familias mexicanas están teniendo, por un lado la capacidad, y segundo, la confianza para elevar su nivel de compras y eso está directamente vinculado al poder adquisitivo”.

Consideró que el avance en el consumo se está dando porque México continúa siendo una economía estable, “y en este contexto internacional tan complejo, de caída en el precio del petróleo, de la inminente alza en las tasas de interés de Estados Unidos, de un crecimiento global indudablemente lento, la estabilidad está rindiendo frutos”.