Economía

Consumo acumula varios meses con dinamismo: sector privado

El CEESP señala que este dinamismo ha sorprendido al mercado, sobre todo cuando las condiciones actuales en las que se presenta este comportamiento no parecen estar en línea con un mejor desempeño de la economía.
Notimex
01 noviembre 2015 11:37 Última actualización 01 noviembre 2015 12:0
compras consumo (Cuartoscuro/Archivo)

compras consumo (Cuartoscuro/Archivo)

Los indicadores del consumo acumulan ya varios meses con un dinamismo importante, mientras los que se refieren al sector productivo mantienen un ritmo de crecimiento aún débil, destacó el Centro de Estudios Económicos del Sector Privado (CEESP).

Señala que este dinamismo ha sorprendido al mercado, sobre todo cuando las condiciones actuales en las que se presenta este comportamiento no parecen estar en línea con un mejor desempeño de la economía en general en el corto plazo que corrobore este dinamismo.

“Si la evolución del consumo proviene de una fortaleza real del empleo y de los ingresos, el mercado interno se consolidaría como principal motor del crecimiento, blindando en buena medida, la falta de impulso del exterior, por lo menos hasta que este reinicie”, considera.


Refiere que en septiembre pasado las ventas al menudeo en las cadenas de tiendas que integran la Asociación Nacional de Tiendas Departamentales y de Servicios (ANTAD) indican que las ventas a tiendas iguales crecieron 8.0 por ciento anual en términos nominales, en tanto que las de tientas totales lo hicieron en 11.8 por ciento, tasas de crecimiento no vistas desde 2012.

Asimismo, la Asociación Mexicana de la Industria Automotriz informó que durante septiembre las ventas de vehículos ligeros en el mercado interno ascendieron a 111 mil 330 unidades, la cifra históricamente más alta para un mismo mes, lo que significó un incremento anual de 24.9 por ciento.

Incluso los datos del Inegi sobre la evolución de las ventas al menudeo indican que con cifras desestacionalizadas, en agosto de 2015, el dato más reciente, las ventas al menudeo crecieron a un ritmo anual de 6.3 por ciento real, avance que es el más alto desde que se inició la serie.

En este entorno, apunta, existen opiniones que señalan que este dinamismo de las ventas puede responder a factores como la baja de precios en las tarifas eléctricas y telefónicas como resultado de la instrumentación de las reformas estructurales en estas materias.

De igual forma, a la recuperación del nivel adquisitivo de los hogares, debido a los bajos niveles de inflación que se reportan actualmente, e incluso apoyadas también por un efecto de posible compra anticipada de bienes que están relacionados con la evolución del tipo de cambio.

Apuntó que hay quienes consideran que este efecto va más allá, pues aunado a lo anterior, perciben una mejora en el ingreso familiar debido a un aumento del empleo formal, acompañado de salarios más altos, lo que implicaría una mayor masa salarial y por consiguiente un efecto positivo para el consumo.

En su publicación semanal “Análisis económico ejecutivo”, señala que si bien estos factores apoyan la evolución de las ventas, ahora la pregunta es si este comportamiento tan favorable podrá ser permanente o solo temporal.

Indica que esto coincide más con la percepción que tienen los especialistas sobre el ritmo de crecimiento de la economía para el próximo año, pronóstico que ya está por debajo de 3.0 por ciento, después de que en diciembre pasado se anticipaba un avance de 4.0 por ciento.