Economía

Consumidor de bienes de lujo no quiere marcas, quiere experiencias

El mercado global del lujo crecerá 4 por ciento en 2016 a 1.08 billones de euros, equivalentes a 1.2 millones de dólares, pero también enfrenta cambios en los hábitos de sus consumidores.
Leticia Hernández
01 noviembre 2016 17:17 Última actualización 01 noviembre 2016 18:28
Etiquetas
dólar

(Bloomberg)

El mercado de bienes de lujo enfrenta un cambio en los hábitos de consumidor. Hoy buscan cocteles preparados con bebidas Premium, aumentaron su gusto por los vegetales y productos biológicos, les gusta comer en restaurantes de súper lujo más especializados en su oferta, y disfrutan comprar en los nuevos formatos híbridos de supermercados combinados con centros de bienestar, todo esto se está reflejando en los números.

El mercado global del lujo crecerá 4 por ciento en 2016 a 1.08 billones de euros, equivalentes a 1.2 millones de dólares. El incremento de 8 por ciento en las ventas de autos de lujo ayudará a impulsar este crecimiento compensando la disminución en otras categorías conforme hay evidencia de que los consumidores están redireccionando su gasto hacia experiencias nuevas, más personalizadas y mucho más atractivas, según el estudio global anual sobre consumo de bienes de lujo, de Bain & Company.

“El mercado de lujo ha alcanzado un punto de maduración. Las marcas ya no pueden depender de sus frutos maduros. En lugar de ello, lo que realmente necesitan es poner en práctica estrategias de diferenciación para tener éxito en el futuro. Ya empezamos a ver la polarización clara cuando se trata del desempeño entre ganadores y perdedores emergiendo entre las categorías de productos y segmento”, señaló Claudia D´Arpizio, socia y autora principal del estudio.


 
El reporte estima que este 2016 el mercado de los bienes personales de lujo caerá 1 por ciento a 249 mil millones de euros, unos 275 mil 270 millones de dólares; en tanto que el de autos y hoteles de lujo aumentarán 8 y 4 por ciento a 438 y 183 mil millones de euros; 484mil millones de dólares y 202 mil 300 millones de dólares.

Los consumidores de productos de lujo han modificado sus hábitos de consumo y refleja en las ventas de estos productos en sus diferentes categorías. Si bien las ventas de vinos súper finos se han mantenido estables, las bebidas espiritosas han acelerado sus ventas ante una demanda de cocteles Premium; los productos biológicos son el segmento de crecimiento más rápido y se ha acelerado la innovación en productos a base de vegetales.

Vivir experiencias está ganando tracción sobre los productos en el mercado global de lujo, expone el informe proporcionado a EL FINANCIERO por Bain&Co. Fuera de casa las experiencias se benefician de la ola creciente de viajeros de lujo y en la búsqueda de experiencias in-home, los consumidores han acelerado la compra de bienes de diseño y arte.

Por su parte, el mercado de bienes personales de lujo se mantiene estable lo que se traduce en que ha alcanzado su maduración, después de un periodo de acelerado crecimiento entre 1994 y 2015.