Economía

Conoce la batería de metal líquido que almacena energía solar

Ambri Inc., empresa fundada por los investigadores del MIT, desarrollo prototipos de batería con metal líquido que puedan almacenar energía de las industrias renovables para ser usada en cualquier momento.
Bloomberg
07 marzo 2014 18:55 Última actualización 09 marzo 2014 5:0
Batería de metal líquido

Batería de metal líquido

Un remolque de 12 metros de largo cargado con 25 toneladas de metales líquidos podría ser la solución para el mayor desafío de la industria de la energía renovable: asegurarse de que la electricidad está disponible cuando se la necesite.

Una empresa fundada por los investigadores del MIT está trabajando para convertir este nuevo concepto en un producto comercialmente viable; sus baterías de metal líquido almacenarán energía por menos de 500 dólares por kilovatio-hora, menos de un tercio del costo de una batería como las que se utilizan en la actualidad.

A ese precio, los desarrolladores serán capaces de construir proyectos de energía eólica y solar que pueden entregar energía a la red en cualquier momento, haciendo que la energía renovable sea tan fiable como el gas natural y el carbón sin las emisiones de gases de efecto invernadero.

"Si podemos lograr que las baterías de metal líquido cuesten menos de 500 dólares por kilovatio-hora, cambiaremos el mundo", dijo en una entrevista Donald Sadoway, el principal asesor científico de Ambri Inc., con sede en Cambridge, Massachusetts.

El almacenamiento de energía compensará la naturaleza intermitente de las energías renovables. Las baterías pueden almacenar energía cuando el viento sopla en la noche, y luego enviar electricidad a la red al día siguiente cuando se necesite.


PRIMEROS PROTOTIPOS

Ambri ganó una beca de 250 mil dólares el 5 de febrero del estado de Nueva York para desarrollar y probar un prototipo de batería con Edison Inc. La compañía, con el respaldo de inversores, incluyendo multimillonarios como Bill Gates y Vinod Khosla, planea instalar sus dos primeros prototipos a principios del 2015 en una base militar de Massachusetts y en un parque eólico en Hawai. Además, abrió su primera planta de producción en noviembre y está planeando una más grande el próximo año.

Ambri es la primera empresa en busca de almacenamiento de metal líquido, y la tecnología tiene el potencial de cambiar la forma de la industria de baterías, dijo Brian Warshay, un analista de tecnologías inteligentes de energía en Bloomberg New Energy Finance en Nueva York.