Economía

Congreso yucateco autoriza al gobierno contratar deuda

10 febrero 2014 4:10 Última actualización 03 octubre 2013 18:39

[Los mil 500 mdp se utilizarán para refinanciar los pasivos de la administración / Bloomberg]


 
Yoisi Moguel
 
 
Mérida, Yucatán., 3 de octubre.- El Congreso del Estado autorizó al Gobierno del Estado contratar un empréstito hasta por mil 500 millones de pesos que se destinarán al refinanciamiento o reestructuración de los pasivos actuales del Estado.
 
Con el voto a favor de 18 diputados, 15 del PRI, 2 del PRD y uno del Verde Ecologista, y 7 en contra del PAN, fue aprobada la solicitud con el cual el gobierno pretende explorar dentro del mercado financiero mejores condiciones para el manejo de la deuda.
 
El diputado presidente de la Comisión de Presupuesto Patrimonio Estatal y Municipal, el priista Rafael Chan Magaña explicó que su bancada voto a favor porque entre los aspectos a considerar para esta posible reestructuración de deuda están las tasas de interés que deben ser menores a las actuales y que las afectaciones a las participaciones federales sean hasta del 9% pero no mayores. 
 
Chan Magaña subrayó que la deuda pública estatal ha sido manejada de manera responsable, cuidadosa y adecuada, ya que constituye una herramienta financiera utilizada para promover la inversión pública productiva. 
 
En su oportunidad, Sofía Castro Romero, coordinadora de la bancada panista, expresó su voto en contra e indicó que se encontraba en desacuerdo con algunos puntos contenidos en el Dictamen, por lo que su bancada no otorgaba el aval al documento en que se autoriza la exploración de mecanismos favorables para la reestructuración de la deuda pública.
 
La panista aseguró que el voto en contra de la iniciativa es porque el Ejecutivo realizó una emboscada al pueblo yucateco, porque lo aprobado se contrapone a las reformas y adiciones hechas a la Constitución Política de México y porque con ella se engaña, ya que no se le dice con claridad que en realidad el préstamo será de casi dos mil millones de pesos.
 
 Nuestro voto fue en sentido negativo por la oscuridad, la escasez de respuestas y de explicaciones, así como por una resistencia para aceptar modificación alguna en el trabajo que se realizó en comisiones, puntualizó.