Economía

Confianza en economía de la zona euro sube a máximos en casi 4 años

El indicador de confianza económica de la Comisión Europa subió 1.6 puntos, a 103.9 unidades, impulsado por la  debilidad del euro y precios del petróleo más bajos están impulsando la recuperación.
Reuters 
30 marzo 2015 8:48 Última actualización 30 marzo 2015 8:57
BCE

(Bloomberg)

BRUSELAS,.- La confianza en la economía de la zona euro creció en marzo por cuarto mes consecutivo y alcanzó su mayor nivel desde julio del 2011, mostró un informe de la Comisión Europea, lo que sugiere que la debilidad del euro y precios del petróleo más bajos están impulsando la recuperación.

El indicador de confianza económica de la Comisión Europa subió 1.6 puntos, a 103.9 unidades, más que las 103.1 proyectadas por economistas consultados en un sondeo de Reuters y avanzando en una recuperación que comenzó en diciembre.

La confianza empresarial mejoró en 0.14 puntos, a 0.23 unidades.


"La recuperación no sólo está cobrando impulso, sino que se está ampliando", comentó Frederik Ducrozet, economista senior de la zona euro en Crédit Agricole.

"El BCE está ayudando con el euro, el petróleo está estable y no hay una gran amenaza de deflación", agregó.

Italia registró el mayor aumento en la confianza, en 2.4 puntos, seguida de Alemania, España y Holanda. En general, los hogares de la zona euro parecieron más optimistas.

Aún así, la recuperación de la zona euro es frágil y sus economías son divergentes. La confianza económica en Francia, la segunda mayor economía de la zona euro, avanzó sólo 0.4 puntos en marzo.

Pese a la incertidumbre que rodea a Grecia, la economía de la zona euro finalmente parece estar dejando atrás su crisis tras dos recesiones desde el 2008, mientras que el programa de impresión de dinero del Banco Central Europeo está aumentando el optimismo.

La Comisión Europea espera que la economía de la zona euro crezca un 1.3 por ciento este año y 1.9 por ciento en el 2016.

Eso sería menor a la recuperación en Gran Bretaña y Estados Unidos, pero ofrecería una bienvenida señal de que el bloque puede evitar el estancamiento económico y la deflación que muchos temían hace pocos meses.

Para combatir la inflación baja, el Banco Central Europeo ha comenzado a imprimir dinero para comprar bonos de gobiernos de la zona euro, una política conocida como alivio cuantitativo, mediante la cual inyectará 60 mil  millones de euros  al mes en la economía del bloque.

Eso está provocando una depreciación del euro frente al dólar, lo que ayuda a los exportadores de la zona euro. Un sobreabastecimiento global de petróleo también está haciendo que la energía sea barata.

En otra señal de que la política del BCE está teniendo un efecto positivo, la Comisión Europea dijo en su informe que las expectativas de la inflación al consumidor aumentaron por segundo mes consecutivo en marzo y los minoristas y manufactureros elevaron nuevamente sus proyecciones sobre alzas de precios y demanda.

En general, la comisión destacó "la marcada mejoría en la confianza de la industria" así como en la de servicios, comercio minoristas y confianza del consumidor, que apuntaron a un fortalecimiento en los planes de las empresas para contratar a más personal.