Economía

Confianza empresarial
en Alemania cae por cuarto mes consecutivo

La crisis en Ucrania y el impacto de las sanciones contra Rusia están golpeando con fuerza a las empresas de la mayor economía de Europa. El Ifo cayó de 108 unidades en julio a 106.3 en agosto, golpeando la confianza del BCE que deberá tomará medidas más duras para afianzar la economía.
Agencias
25 agosto 2014 11:11 Última actualización 25 agosto 2014 12:42
euro principal divisa europea

El reporte del índice Ifo envió al euro a un mínimo en el día contra el dólar. (Bloomberg).

BERLÍN.- La confianza empresarial en Alemania cayó por cuarto mes consecutivo en agosto, lo que sugiere que las preocupaciones sobre la crisis de Ucrania y el impacto de las sanciones contra Rusia están golpeando con fuerza a las firmas de la mayor economía de Europa.

El índice de confianza del centro de estudios Ifo, con sede en Múnich, basado en una encuesta mensual a unas 7 mil empresas, cayó de 108 unidades en julio a 106.3 en agosto. El pronóstico promedio en un sondeo de Reuters había sido de un declive a 107.0.

La cifra surge tras los retrocesos de otros índices de actividad empresarial y un crecimiento nulo para la eurozona en el segundo tercio del año, tras cuatro trimestres de leve crecimiento.


Este es el período más largo de descensos desde el momento más severo de la crisis de la zona euro en 2012. El reporte del índice Ifo envió al euro a un mínimo en el día contra el dólar.

La más reciente información, aunada a las crisis en Ucrania y Medio Oriente, han afectado la confianza del Banco Central Europeo y llevó a la expectativa de que la entidad financiera tomará más medidas para afianzar la economía.

MERKEL RECONOCE ESTAR PREOCUPADA

En Santiago de Compostela, la canciller alemana Angela Merkel dijo que la crisis en Ucrania está haciendo mella en Alemania, que sufrió una sorpresiva contracción económica de 0.2 por ciento en el segundo trimestre.

Un invierno inusualmente templado jugó un papel determinante en el débil dato de abril-junio.

"Hay, sin embargo, algunas incertidumbres que no quiero ocultar, como toda la situación de Ucrania y Rusia en la que tenemos un gran interés de que nuestras relaciones internacionales sean otra vez constructivas", dijo Merkel en una rueda de prensa conjunta con el presidente español, Mariano Rajoy.

"Pero de todas formas espero que nuestra tasa de crecimiento anual sea buena si no pasa nada dramático", declaró, añadiendo que la economía germana ya no depende tanto de las exportaciones, lo que a su vez está beneficiando a países como España.

El gobierno alemán espera que la economía crezca 1.8 por ciento este año.