Economía

Conasami gasta 539 mdp en estudios sin metodología para fijar salario mínimo: ASF

En la aplicación de 144 estudios e investigaciones socioeconómicas para determinar la fijación del salario mínimo gastó la Conasami entre 2001 y 2014, más de 539 millones de pesos, reveló la ASF.
Zenyazen Flores
17 febrero 2016 19:7 Última actualización 17 febrero 2016 19:7
dinero peso billetes (Cuartoscuro/Archivo)

dinero peso billetes (Cuartoscuro/Archivo)

La Auditoría Superior de la Federación (ASF) identificó que de 2001 a 2014 la Comisión Nacional de los Salarios Mínimos (Conasami) gastó 539 millones 600 mil pesos en 144 estudios socioeconómicos e investigaciones con objeto de determinar la fijación anual del salario mínimo, sin embargo, los estudios no reflejan una metodología para la determinación de los minisalarios.

Con base en la Cuenta Pública 2014 que dio a conocer este día la ASF, se puede calcular que cada estudio que realizó la Comisión en el periodo de 13 años que se analiza, tuvo un costo promedio de 3 millones 747 mil pesos.

“En los estudios realizados no se refleja una metodología para la determinación del monto de los salarios mínimos, ni los factores a considerar para el incremento del mismo; tampoco se identificó la realización de estudios para analizar el presupuesto indispensable para la satisfacción de necesidades de cada familia y las condiciones de vida de los trabajadores del salario mínimo”, suscribe.

Lo anterior –añade la ASF- es una limitante para conocer con precisión si el salario mínimo se fijó en forma razonable a las necesidades básicas de la población.

La ASF apunta que a pesar de que los estudios que realizó la Conasami incluyeron el análisis de variables como la evolución de los precios, la capacidad adquisitiva de las familias y la inflación, no fueron suficientes porque de 2001 a 2014 la inflación redujo el poder adquisitivo del salario mínimo en 2.3 pesos en ese lapso.

En más, el incremento en el salario mínimo nominal fue menor que inflación en los años 2002, 2003, 2004, 2006, 2008, 2013 y 2014, y el salario mínimo real registró una pérdida acumulada de 3.1 por ciento en el periodo de referencia.

Por lo anterior, “la ASF considera que los incrementos en el salario mínimo nominal determinados por la Conasami no son suficientes para cumplir con el objetivo de recuperar el poder adquisitivo del salario, las variaciones en el salario mínimo nominal no compensaron los incrementos en el nivel de precios, lo que afectó a los trabajadores de los estratos de uno y tres salarios mínimos, que tendrían que trabajar más de 48 horas a la semana para poder adquirir una canasta básica”.