Economía

Con señales encontradas concluye economía primer semestre

12 febrero 2014 4:38 Última actualización 30 junio 2013 13:49

[Cuartoscuro] 



Notimex
 
La economía mexicana concluyó el primer semestre del año en un contexto de señales encontradas, pues tuvo resultados mixtos y las expectativas para la segunda mitad son relativamente favorables, pero prevalece la incertidumbre global, apuntó la Confederación de Cámaras Industriales (Concamin).

Para reactivar de forma ordenada a la actividad económica, el organismo industrial propuso algunas propuestas para fortalecer el mercado interno y acelerar el paso, pero sin poner en riesgo el blindaje económico.

Entre estas propuestas está la de adelantar los proyectos de obra pública e inversión, evitar los subejercicios en el gasto público y que la banca de desarrollo encabece una cruzada nacional en favor de las pequeñas y medianas empresas (Pymes).

En su reporte "Radiografía de la economía y la industria mexicana", señala que si bien en el entorno mundial la actividad económica, el comercio y el empleo muestran altibajos, los signos de moderada reanimación comienzan a dominar la escena.

Aunque la reactivación no se ha consolidado y queda un largo camino para recuperar los niveles de inversión y empleo previos a la crisis, existen razones para suponer que la zona euro está en el camino correcto para superar el largo túnel de la crisis y la recesión, refiere el organismo.

En su opinión, Estados Unidos comienza a mejorar pero está lejos de consolidar los avances logrados, en el ambiente internacional prevalece la incertidumbre entre los inversionistas y la cautela entre los consumidores, mientras la economía mexicana ofrece resultados mixtos.

A principios de 2013, recuerda, se dijo que no sería un año sencillo debido a los persistentes nubarrones en el panorama internacional y a la volatilidad de los mercados financieros, entre otros.

Pese a ello, existía la certeza de que 2013 sería un año de crecimiento de la producción, de más y mejores empleos y de avances en la modernización de la planta productiva.

Sin embargo, expuso, la combinación de un entorno mundial más difícil de lo anticipado y un mercado interno que perdió dinamismo en los primeros meses del año, intensificaron la desaceleración de la economía, lo que obligó a bajar el pronóstico de crecimiento de 3.5 a 3.1 por ciento.

Si bien se consolidó el control de la inflación, las finanzas públicas y los réditos, aumentan las reservas internacionales y desciende el riesgo país, la actividad productiva, la inversión en el sector formal y la generación de empleos, avanzan a un ritmo cada vez más lento.

Para el organismo industrial, es precisamente por este contraste de resultados que hay que mantener prudencia en el análisis de las opciones y consistencia en el manejo de la política económica.

Aún cuando la economía mexicana avanza a un ritmo superior al de las principales economías desarrolladas, no podemos sentirnos satisfechos dejándonos llevar por la inercia o aceptando la desaceleración como algo inevitable, subrayó.

Afirma que México tiene margen de maniobra, instrumentos y capacidad para acelerar el paso sin poner en riesgo el blindaje de la economía.

"En la Concamin estamos convencidos de que es preciso actuar con eficacia y oportunidad para fortalecer al mercado interno y acelerar el paso, sin poner en riesgo el blindaje económico".

Por ello, plantea seis propuestas para la reactivación ordenada de la actividad económica, las cuales son oportunas y viables si existe voluntad política para aplicarlas y eficacia para ejecutarlas.

Las propuestas son adelantar la ejecución de los proyectos de obra pública e inversión en infraestructura previstos para la segunda mitad del año, y evitar los subejercicios en la aplicación del gasto público que en el pasado causaron daños innecesarios a la planta productiva.

Asimismo, asegurar la aplicación íntegra de las reservas pactadas en los distintos tratados en favor de los productores nacionales y exigir contenidos nacionales de carácter obligatorio en determinados proyectos.

Además, consolidar el sistema de información para que todas las dependencias del gobierno federal registren e informen el estado que guardan sus procesos de compras y pagos vía electrónica, para ofrecer a sus proveedores información actualizada y confiable.

Establecer como requisito indispensable en todo proceso de compra de bienes, servicios y obras públicas, el estricto cumplimiento de las normas mexicanas, y que la banca de desarrollo encabece una cruzada nacional en favor de las Pymes, a través de apoyos extraordinarios a los proveedores actuales y potenciales del sector público, plantea.