Con o sin Yellen, la Fed seguirá siendo de ella
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

Con o sin Yellen, la Fed seguirá siendo de ella

COMPARTIR

···
Economía

Con o sin Yellen, la Fed seguirá siendo de ella

La influencia de la presidenta de la Reserva Federal es mayor a sólo estar al frente de la institución: la credibilidad de las acciones que realiza influye en las políticas de Estados Unidos.

Craig Torres|Bloomberg
27/10/2017

La Reserva Federal de Estados Unidos seguirá siendo de Janet Yellen sea quien sea el próximo presidente.

Con cada titular en las noticias, los mercados financieros se sacuden mientras los inversores tratan de adivinar si el presidente Donald Trump volverá a nominar a Yellen para seguir al mando del Banco Central estadounidense, u optará por un sucesor más dinámico como el economista de la Universidad de Stanford, John Taylor.

Este viernes, fuentes consultadas por Bloomberg aseguraron que Trump se inclinaría por el actual gobernador de la Reserva, Jerome Powell, para dirigir la Fed. Sin embargo, Powell no es economista, lo que significaría una elección inusual, ya que desde 1979 este organismo es encabezado por profesionales en esa materia.

La presidencia de la Fed importa. Si tiene credibilidad, su influencia alcanza docenas de políticas, desde la regulación hasta la investigación.

Pero en lo que respecta a la política monetaria, la estrategia de Yellen de alzas graduales de la tasa de interés, y la reducción ultra lenta del balance, serán difíciles de cambiar sea quien sea su sucesor.

La Fed está guiada por los objetivos que fija el Congreso para ella, lo que las cifras dicen acerca de estos objetivos y sus proyecciones respecto a lo rápido que pueden alcanzarse.

Actualmente, la Reserva no ha cumplido con su objetivo de inflación en la mayor parte de los últimos cinco años, con cifras mostrando escasas señales de un aceleramiento galopante del crecimiento.

“No creo que los fundamentos de la economía permitan cambiar mucho el camino de la política monetaria”, dijo Seth Carpenter, economista jefe para Estados Unidos de UBS Securities, y execonomista de la Fed.

“La mayor oportunidad para un cambio es respecto a la hoja de balance, pero incluso ahí es difícil decir en qué medida podría cambiar” un nuevo presidente, explicó.

Trump dijo esta semana que está “muy, muy cerca” de anunciar su elección para la nueva presidencia de la Fed, que requerirá de la confirmación del Senado.

En una entrevista con Fox News, que será transmitida el domingo, el presidente estadounidense específicamente mencionó a Yellen, Taylor y al gobernador de la Fed.

Yellen y Powell, que nunca han disentido desde su llegada al gobierno de la Reserva Federal en mayo 2012, serían opciones por la continuidad.

Taylor traería un nuevo enfoque. Si consigue el puesto, hay pocas dudas de que su influencia irá creciendo con el tiempo. Sin embargo, en el corto plazo, el mayor cambio en una Fed dirigida por él sería en el área de transparencia, afirmó Andrew Levin, quien fue estudiante de Taylor y actualmente es profesor en Dartmouth College.

“(Taylor) Haría la política monetaria más clara, más transparente y rendiría más cuentas al Congreso”, añadió Levin.

RITMO GRADUAL

Bajo Yellen, el Comité Federal de Mercado Abierto (FOMC) ha elevado la tasa de interés de referencia sólo cuatro veces desde diciembre 2015 a un rango de entre uno por ciento y 1.25 por ciento.

Los funcionarios acordaron que tomarían varios años para reducir el balance, en un proceso que comenzó este mes. También han previsto un alza más de la tasa este año, para un total de tres, y posiblemente tres más el próximo.

La política monetaria en el futuro se parecerá mucho a la del pasado reciente, afirmó Nathan Sheets, economista jefe en PGIM Fixed Income, un brazo de administración de fondos de Prudential Financial.

“El actual FOMC ha dicho que habrá tres alzas (de tasas) el próximo año”, detalló Sheets, exdirector de división en el consejo de la Fed. “Creo que eso se mantendrá sea quien sea el presidente”.

,,