Economía

Con mejor aprendizaje en escuelas, economía de México podría crecer más

El Banco Mundial hizo énfasis en que los países en desarrollo, entre ellos México, se enfocan más en la escolarización que en el aprendizaje, lo que impide que sus economías crezcan más de lo esperado.
Leticia Hernández
26 septiembre 2017 15:48 Última actualización 26 septiembre 2017 15:48
Educación

Educación

Escolarización no es lo mismo que aprendizaje. Lo primero es lo que se cumple en los países en desarrollo, pero les quitan a los jóvenes oportunidades de éxito y de salarios más altos, advierte el Banco Mundial, y señala que un mínimo avance en el aprendizaje dotaría de dos puntos porcentuales más al crecimiento del PIB de países como México.

En su reporte 'Desarrollo Mundial 2018: Aprender a cumplir la promesa de la Educación', sostiene que, sin aprendizaje, la educación no cumplirá con la promesa de eliminar la pobreza extrema y crear oportunidades de prosperidad compartida. La existencia de una crisis de aprendizaje hace que sea mayor la diferencia de ingresos entre la población en lugar de reducirla.

“Si se aplican reformas para fortalecer el aprendizaje, los países podrán cosechar los múltiples beneficios que genera la educación. Una mejora relativamente pequeña del aprendizaje podría incrementar en alrededor de 2 puntos porcentuales la tasa de crecimiento anual a largo plazo en un país de ingreso mediano como México o Turquía”, expone el documento.

"Esta crisis de aprendizaje es una crisis moral y económica", dijo el presidente del Grupo del Banco Mundial, Jim Yong Kim. "Cuando se entrega bien, la educación promete empleo a los jóvenes, mejores ingresos, buena salud y una vida sin pobreza. Para las comunidades, la educación fomenta la innovación, fortalece las instituciones y fomenta la cohesión social. Pero estos beneficios dependen del aprendizaje, y la escolarización sin aprendizaje es una oportunidad desperdiciada. Más que eso, es una gran injusticia: los niños que más fracasan son los que más necesitan una buena educación para tener éxito en la vida”, dijo durante la presentación del documento este martes en Washington.


RECOMENDACIONES PARA ACELERAR EL APRENDIZAJE 

El primer paso se ha dado al hacer que el mayor número de niños asistan a la escuela. Ahora hay que acelerar el aprendizaje para lo que deben estar alineados docentes, estudiantes, gestión de escuelas y los insumos escolares.

El Banco Mundial marca tres acciones que pueden dinamizar el aprendizaje: con la medición o evaluación; basar políticas en la evidencia; y construir coaliciones para que todo el sistema favorezca el aprendizaje.

La medición es importante para saber si hay avance, no sólo cuando terminan la primaria y la secundaria, sino darles seguimiento de más largo plazo para ver hasta donde logran llegar; poner atención en deficiencias ocultas, hacer seguimiento de los avances.

Utilizar la evidencia para fundamentar políticas y no hacer políticas que disten de la realidad; en este punto cabe la promoción del desarrollo físico y cerebral a través de buena alimentación y estimulación temprana en las primeras edades; atraer personal talentoso y utilizar tecnologías que ayuden a los docentes a enseñar al nivel del estudiante.

El tercer punto de esta estrategia, según el organismo, consiste en construir coaliciones. No habrá resultado si aspectos políticos a nivel sistema impiden poner atención en los esfuerzos de aprendizaje y también ayuda utilizar enfoques innovadores para determinar la estrategia más adecuada a las circunstancias y el contexto.

: