Economía

Con Google y camas, miden economía

Analistas alemanes señalaron que las camas forman parte de una mínima proporción del Producto Interno Bruto, a pesar de que descansar es sumamente necesario para los consumidores.
Bloomberg
25 agosto 2016 22:27 Última actualización 26 agosto 2016 5:0
Google

Google proporciona información y entretenimiento a cientos de millones de personas. (Bloomberg)

Para tener una idea de los problemas que presenta el método estándar con que se mide el crecimiento económico, fíjese en las camas o en los medios de comunicación.

Un documento académico presentado esta semana en una conferencia en Dresde, Alemania, indica que las camas representan una pequeña proporción del Producto Interno Bruto (PIB) pese a que dormir es tremendamente útil para los consumidores.

Los autores recalcaron esto con el fin de describir su investigación sobre los medios de comunicación en línea gratuitos y su impacto, o la falta de éste, en las cifras oficiales del PIB.

La conferencia organizada por la oficina de estadísticas de Alemania se centra en algunas de las debilidades de la medida del bienestar económico de cien años de antigüedad y avala los argumentos para la búsqueda de mejores métodos.

Otro estudio analiza las divergencias entre el PIB per cápita y el ingreso medio de los hogares –una forma de medir la desigualdad– y concluye que actualmente no hay una forma clara para evaluar las tendencias en los estándares de vida.

Tome como ejemplo a Facebook o Google.

Esos y otros servicios en línea proporcionan información y entretenimiento a cientos de millones de personas. Sin embargo, al ser gratuitos, su aporte a la economía no se ve reflejado en la contabilidad nacional.

Considerando que algunos economistas creen que el crecimiento del PIB está “muy infravalorado” por no incluir a los medios de comunicación gratuitos, Leonard Nakamura del Banco de la Reserva Federal de Filadelfia y Jon Samuels y Rachel Soloveichik de la Oficina de Análisis Económico de EU intentaron calcular un número.

Imputaron las cifras de producción y consumo de los medios de comunicación respaldados por publicidad tomando el modelo de negocio como una serie de operaciones de permutas –videos de YouTube a cambio de vistas de anuncios-.

Los resultados podrían desilusionar a los críticos del PIB. La inclusión de los medios de comunicación gratuitos habría elevado la producción real en EU de 1998 a 2012 en 0.009 por ciento al año. No obstante, los investigadores dijeron algo fundamental: el PIB no es sinónimo de utilidad. “Por ejemplo, dormir ocupa aproximadamente un tercio del tiempo total y ofrece gran utilidad. Pero, las camas representan una proporción pequeña del gasto de los consumidores”.