Economía

Compras como la de Bayer- Monsanto harían tu comida más barata

Las adquisiciones como la que hizo Bayer por Monsanto  facilitan el desarrollo y la innovación de nuevos productos, lo que ayudaría a aumentar la producción de alimentos, refirió el director para Latinoamérica Norte de Monsanto, Manuel Bravo.
Valente Villamil
27 octubre 2016 13:51 Última actualización 27 octubre 2016 14:3
Monsanto

(Bloomberg)

Si los órganos antimonopolios autorizan la compra de Monsanto por Bayer, la comida en el supermercado podría ser más accesible, de acuerdo con al director para Latinoamérica Norte de Monsanto, Manuel Bravo.

“Pensamos que ese plato va a ser más accesible o más sano porque si tú puedes traer innovación más rápido, vas a traer mayor productividad, lo que te permite tener mayores inventarios, y seguramente menor precio”, dijo Bravo durante un encuentro con la prensa en la Ciudad de México.

Este tipo de adquisiciones facilitan el desarrollo y la innovación de nuevos productos porque conjuntan el poder en agroquímicos de Bayer y el de semillas de Monsanto, lo que ayudaría a aumentar la producción, agregó.


“Cuando sumas la capacidad de innovación y desarrollo de Monsanto con Bayer, se hace una sinergia y lo que se busca es que la innovación sea más rápida, que seamos capaces de traer al mercado soluciones más rápidas”, dijo Bravo durante un encuentro con periodistas en la Ciudad de México.

La compra, por la que Bayer pagará 128 dólares por acción o 66 mil millones de dólares en total, fue anunciada el 14 de septiembre.

Bayer es líder mundial en agroquímicos, mientras que Monsanto es fuerte en la generación de semillas, incluidas las genéticamente modificadas, lo que ha levantado dudas acerca de que la compra puede ser rechazada en algunos mercados por las posibles concentraciones de mercados que estas compañías podrían desarrollar si se fusionan.

Sólo el mercado de semillas en México está valuado en mil 850 millones de dólares y es dominada por Dow Agro Sciences-Pioneer, Dupont y Monsanto, que ostentan 90 por ciento del mercado, de acuerdo con la Comisión Federal de Competencia Económica (Cofece).

Sin embargo, Bravo descartó que esta compra vaya a afectar la competencia en el mercado.

“La agricultura es muy local y tiene muchos jugadores. Para ponerte un ejemplo, en México la semilla de maíz deben ser más de cien empresas las que venden y la investigación es muy local, entonces, competencia existe”, dijo Bravo.