Economía

Compra Investa Bank a Deutsche Bank México

La operación, que está aún sujeta a las autorizaciones de las autoridades mexicanas, tuvo un valor de alrededor de 150 a 200 millones de dólares.
Jeanette Leyva
26 octubre 2016 20:56 Última actualización 26 octubre 2016 20:58
Deusche Bank

(Reuters)

En menos de tres años el banco mexicano Investa Bank ha comprado a las filiales mexicanas de dos grandes bancos extranjeros, primero fue RBS y ahora se anunció la adquisición de Deutsche Bank.

El banco mexicano informó que la operación, que está aún sujeta a las autorizaciones de las autoridades mexicanas, tuvo un valor de alrededor de 150 a 200 millones de dólares y esperan el proceso concluya a mediados del próximo año.

Enrique Vilatela, director general de Investa Bank, confirmó a EL FINANCIERO que tras el anuncio hecho por el gigante alemán de vender varios de sus filiales ubicadas alrededores del mundo, entre ellas la mexicana, les fue ofrecido para su adquisición, ya que Deutsche Bank es el banco corresponsal con el que trabajan desde hace tiempo.

“Cuando el Deutsche Bank empieza a tener problemas en Alemania y Estados Unidos y deciden vender activos y en especial la joya de la corona que es México, platicando con ellos y preocupados porque se iban, nos dijeron la relación seguirá desde Estados Unidos y nos ofrecieron que les compráramos la filial”.

Tras el análisis hecho por el grupo de accionistas mexicanos, se tomó la decisión de adquirir la filial, sobre todo por la importancia de su negocio fiduciario y de la casa de bolsa, indicó.

Actualmente Investa Bank tiene una cartera de dos mil 500 millones de pesos y atiende a 170 empresas pequeñas y medianas de la Ciudad de México y Guadalajara.

“Hemos probado que el mercado funciona y hay una gran demanda de crédito de parte de las empresas medianas por tener productos financieros y servicios bancarios, en general este sector está muy pobremente atendido por la banca mexicana, cuando es un mercado muy receptivo y agradecido”.

Para la obtención del capital suficiente para adquirir al banco de origen alemán, se integraron nuevos accionistas y actualmente se encuentran en proceso de que dos grandes fondos de inversión que operan en el país se integren como socios, aunque el capital aclaró mayoritariamente será de empresarios mexicanos.