Economía

Cómo obtener un 43% de ganancias en China sin saber lo que se compró

Las nueve OPIs en China del año pasado recompensaron a los inversionistas con un 43 por ciento de aumento en promedio durante el primer día, una historia distinta de lo que pasó en 2010, cuando la mayoría de las ofertas iniciales ocasionaron pérdidas en menos de un año.
Bloomberg
15 agosto 2014 17:10 Última actualización 17 agosto 2014 5:0
Etiquetas
Shanghái Composite

Shanghái Composite. (Bloomberg)

Zhang Xiuli dice no saber nada de las nueve compañías chinas que realizaron ofertas públicas iniciales el mes pasado.

Eso no es un problema. Zhang, de 37 años, trató de comprar acciones en todas y cada una de ellas, confiando en que sabía lo que ocurriría después: un alza inmediata de precios que este año ha recompensado a los inversores en OPIs chinas con un aumento promedio de 43 por ciento en el primer día. Sus órdenes de compra fueron parte de 655 mil millones de yuanes (106 mil millones de dólares) de ofertas por 3 mil 200 millones de yuanes de acciones nuevas, una tasa de sobresuscripción 28 veces más grande que la de la salida a bolsa de Agricultural Bank of China Ltd. en el apogeo de las OPI del país en 2010.

Las acciones nuevas recuperaron su reputación de apuestas seguras en China apenas cuatro años después que el último delirio terminó mal: la mayoría de las OPI del segundo semestre de 2010 ocasionaron pérdidas a los inversores en menos de un año.

La creciente demanda muestra que los esfuerzos de regulación para garantizar que las operaciones no estén sobrevaluadas llevaron a los especuladores a multiplicar las apuestas con dinero prestado y perjudicaron los planes de dejar que el mercado, y no el gobierno, fijara los precios en la mayor economía emergente, dijo Ding Yuan de la China Europe International Business School.

“La relación entre demanda y oferta está distorsionada”, señaló telefónicamente Ding, profesor de contabilidad de la CEIBS en Shanghái. “El análisis fundamental no tiene sentido porque los precios se mantienen bajos”.

Las OPI ponen de relieve los desafíos que enfrenta el Partido Comunista chino después que el presidente Xi Jinping prometiera en noviembre dar a los mercados un papel “decisivo” en la economía de 9 billones de dólares como parte del conjunto más amplio de reformas desde la década de 1990.

OPI DE ALIBABA

Lo que está en juego es la capacidad del país para retener a las compañías nacionales como Alibaba Group Holding Ltd., la empresa de comercio electrónico que se prepara para empezar a cotizar en los Estados Unidos, en las bolsas locales e incrementar la participación de los inversores institucionales extranjeros en un mercado en el que los particulares representan casi el 80 por ciento de las operaciones.

La Comisión Reguladora de Valores de China no respondió un pedido de comentarios enviado por correo electrónico.

La percepción de que las OPI no tienen riesgos impulsó a algunos inversores a utilizar dinero prestado, lo que los expone a sufrir pérdidas más grandes una vez que los precios dejen de subir, según Lin Jin, analista sénior de Shenyin Wanguo Securities Co. de Shanghái.

La tasa de referencia del mercado monetario de China subió más que nunca en tres semanas el 23 de julio en tanto las órdenes de compra para cinco OPIs provocaron un aumento de la demanda de fondos prestados. El banco central dijo ayer que las operaciones contribuyeron a exacerbar una caída récord de los depósitos bancarios en moneda local el mes pasado debido a que los clientes trasladaron fondos a sus cuentas de corretaje.