Economía

¿Cómo 'Made in China' dejó de relacionarse con mala calidad?

Pese a que anteriormente los productos chinos tenían una connotación negativa, hoy en día estos son sinónimo de innovación, funcionalidad, precios competitivos y diferentes calidades.
Notimex
30 mayo 2017 20:33 Última actualización 30 mayo 2017 21:3
made in china

made in china (Bloomberg)

La creciente demanda de bienes provenientes de China responde principalmente a la competitividad de precios, las diferentes calidades de los mismos, así como a su funcionalidad.

Es por ello que, pese a que durante años, la etiqueta “Made in China” tuvo una connotación negativa entre empresas y consumidores de origen latinoamericano, hoy en día no tiene una relación directa con malos productos. 

Para la directora de la Feria China HomeLife, Andrea Narváez, dicha interrelación se debe principalmente a que muchas empresas del gigante asiático suelen anteponer el precio a la calidad en sus importaciones.

Sin embargo, a nivel global, diversos productos chinos gozan de una gran demanda, pues conjugan innovación, precios competitivos y diferentes calidades, destacó.

En 2014, el gigante asiático encabezó la producción total de computadoras portátiles con el 90.6 por ciento del total.

Además, cifras refieren que cerca del 70 por ciento de los teléfonos celulares que se expenden en el mundo son fabricados en China, donde se elaboran alrededor de mil 770 millones de aparatos al año.

En el caso de México, más del 70 por ciento de los celulares, computadoras portátiles y artículos electrónicos tienen componentes o fueron fabricados en el país asiático.

Mientras que, los productos chinos más importados en México son autopartes, instrumentos de óptica y aparatos eléctricos, informó Carlos Acosta, director de Canamexi, consultoría especializada en importaciones y exportaciones.

Asimismo, el 80 por ciento de la producción total de aires acondicionados se encuentra concentrado por la nación asiática, con lo cual supera 17 veces el promedio de otras naciones; mientras que, el mismo porcentaje de paneles solares comercializados en el mundo tiene a China como país de origen.

Y es que esta nación se ha convertido en líder global, por lo cual, “no es extraño que muchos de los artículos que utilizamos a diario sean de origen chino”, reiteró Acosta.