¿Cómo deja Mancera las finanzas de la CDMX?
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

¿Cómo deja Mancera las finanzas de la CDMX?

COMPARTIR

···

¿Cómo deja Mancera las finanzas de la CDMX?

El jefe de gobierno con licencia afrontó medidas 'antipopulares' para mantener sanas las finanzas de la ciudad, aunque es criticado por la inseguridad.

Héctor Usla
03/04/2018
Actualización 30/11/-1 - 1:00

A unos días de haber pedido licencia como Jefe de Gobierno de la Ciudad de México, Miguel Ángel Mancera dejó un legado económico mixto, aunque con sesgo positivo, durante el periodo que estuvo al mando de la capital del país, según especialistas.

La Secretaría de Desarrollo Económico de la Ciudad de México reportó que entre 2013 y 2017 se obtuvo un crecimiento promedio del PIB de 3.2 por ciento, esto representa el doble de lo que se obtuvo al inicio de la administración, y además se colocó por encima del ritmo nacional ubicado en 2.6 por ciento.

Miguel González Ibarra, coordinador del Centro de Estudios Financieros y de Finanzas Públicas (CEFI) de la UNAM, indicó que el gobierno de Mancera tuvo que afrontar costos económicos y sociales para tratar de mantener unas finanzas públicas sanas.

“Mancera tuvo que afrontar el rechazo de la población al aplicar medidas ‘antipopulares’, como lo fue la disminución al subsidio del metro o la aplicación de las fotomultas, esto con el fin de generar una mayor recaudación de impuestos y subsanar las finanzas públicas”, agregó el académico.

El principal motor de la CDMX son los servicios, pues su peso en la economía local es determinante, ya que contribuye con el 90 por ciento del PIB capitalino.

“Durante el mandato de Mancera hay que destacar el incentivo que le dieron a las actividades turísticas, pues atrajeron inversiones extranjeras en eventos deportivos (como la Fórmula 1) y de interés público (como las grabaciones de las película Godzilla y James Bond) que a pesar de no ser inversiones permanentes, le dieron un atractivo turístico a la ciudad”, señaló el especialista.

De acuerdo con los datos más actualizados de la Secretaría de Finanzas de la capital, la deuda actual ronda 77 mil 84 millones de pesos, cifra que mantuvo los mismos niveles de pasivos con los que inició la administración, al representar el 2.3 por ciento del PIB local.

Por su parte el Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social (Coneval) reportó que entre 2012 y 2016, el número de personas que vivían en la pobreza disminuyó 5.1 por ciento, mientras que el número de quienes viven con carencia absoluta de recursos bajó 29.2 por ciento.

Sin embargo, el renglón más criticado de la administración del exjefe de Gobierno fue el tema de la inseguridad.