Economía

¿Cómo China reescribirá con la nueva 'ruta de la seda' el comercio global?

El gigante asiático quiere que las palabras "libre" y "comercio" siempre vayan de la mano, por lo que los 68 países que participan en el plan comercial que este encabeza deben promover políticas para hacerlo posible.
Daniel Blanco
15 mayo 2017 15:47 Última actualización 15 mayo 2017 21:28
Xi Jinping, presidente de China. (Bloomberg)

Xi Jinping, presidente de China. (Bloomberg)

BEIJING.- Mucho se ha hablado sobre la nueva ruta de la seda, el plan comercial encabezado por China que quiere que las palabras "libre" y "comercio" siempre vayan de la mano cuando se hable del intercambio de productos, cooperación en infraestructura, tecnología, comunicaciones, entre otras.

El 14 y 15 de mayo del presente año se celebró en Beijing el Foro Una Franja, Una Ruta para la Cooperación Internacional, evento con el que el Gobierno chino buscó consolidar la nueva ruta de la seda, incentivar la cooperación y el libre comercio con países de 4 continentes.

¿QUÉ ES LA RUTA DE LA SEDA?

Hace más de 2 milenios, Zhang Qian, un emisario de la realeza, estableció la Ruta de la Seda, una red comercial que juntaba Asia central y la región Árabe. Hace 4 años, el presidente chino anunció la propuesta de establecer una nueva ruta, la cual materializaría una red de vías marítimas y terrestres para impulsar el comercio de los países de Asia, Europa, África y América.

Esta propuesta, la cual se consolidó con el congreso se basa en dos puntos clave: el impulso del Cinturón Económico de la Ruta de la Seda y el empuje de la Ruta de la Seda Marítima del Siglo XXI, ambos proyectos enfocados en mejorar la conectividad por mar y tierra.

¿CÓMO SE IMPULSARÁ EL NUEVO ORDEN COMERCIAL?

El discurso que manejó el presidente chino Xi Jinping en este evento siempre fue dirigido a abrir su propuesta a los estados que se quisieran sumar, siempre recalcando las oportunidades de la cooperación internacional y los aspectos negativos de las políticas comerciales proteccionistas.

Tras concluir el foro, al que asistieron directivos y más de 28 jefes de estado como Vladimir Putin, presidente de Rusia, Michelle Bachelet, presidenta chilena, Mauricio Macri, presidente argentino, Christine Lagarde, directora del Fondo Monetario Internacional, entre otros, el contador de los países que se sumaron a la propuesta llegó a 68 y el número de acuerdos de cooperación añadió 76 a su historial.

En este evento, los Países Bajos, Argentina, Chile, Turquía, Suiza, las Naciones Unidas, el FMI, el Foro Económico Mundial, la Liga de Estados Árabes, entre otros, consolidaron proyectos para mejorar la cooperación en infraestructura para la conectividad, expandir la inversión industrial y la conectividad comercial, mejorar la cooperación financiera, empujar los intercambios culturales, estudiantiles y profesionales, así como para generar políticas y estrategias para el desarrollo.

Hace 3 años, el Gobierno chino estableció el Fondo de la Ruta de la Seda con 40 mil millones de dólares, esto con el objetivo de impulsar proyectos entre los países que integran esta franja; y la semana pasada, el Gobierno de China anunció la inyección de 14.5 mil millones de dólares más a dicho fondo.

En el marco del evento, se dio a conocer también que China inyectaría 8.7 mil millones de dólares en ayuda para los nuevos países en vías de desarrollo que se sumaran a la franja.

¿CUÁLES SON LOS OBJETIVOS?

Los 68 países que por el momento participan en la iniciativa deben de promover políticas para la coordinación, facilidades para la conectividad entre los socios, un comercio ininterrumpido, integración financiera y un soporte para la implementación de la iniciativa, lo que significa que se deben de promover intercambios culturales y académicos, cooperación mediática y de profesionistas para fortalecer las relaciones bilaterales.

Tan sólo 60 países de los que participan en esta iniciativa tienen un Producto Interno Bruto (PIB) que equivale a casi el 30 por ciento del PIB de todas las naciones del mundo, según cifras del Banco Mundial.