Economía

Commerzbank vende activos inmobiliarios
por casi 7 mil mdd

La venta coloca al segundo banco más grande de Alemania en posición de cumplir sus objetivos de deshacerse de instrumentos financieros de bajo rendimiento y reducir su hoja de balance.
Reuters
11 junio 2014 14:24 Última actualización 11 junio 2014 16:12
Commerzbank

Desde que el mercado inmobiliario español colapsó en 2008, los precios de las casas han caído cerca de 40 por ciento. (Bloomberg)

FRANCFORT.- Commerzbank vendió 5 mil 100 millones de euros (6 mil 940 millones de dólares) en activos inmobiliarios en España, Japón y Portugal, en un intento por eliminar riesgos de su hoja de balance, en uno de los mayores acuerdos de su tipo desde la crisis inmobiliaria de España en 2008.

La venta coloca al segundo banco más grande de Alemania en posición de superar sus propios objetivos de vender activos de bajo rendimiento de su banca mala interna y reducir su hoja de balance.

Commerzbank vendió los activos por entre 3 mil 700 y 3 mil 900 millones de euros, dijo una fuente cercana a la transacción, confirmando un reporte publicado en mayo.


El acuerdo reduce la hoja de balance de Commerzbank en 3 mil 200 millones de euros en activos ponderados por riesgo y le costará al banco 100 millones de euros en el segundo trimestre, dijo la entidad bancaria.

Commerzbank, capitalizando el renovado apetito inversor por el sector inmobiliario español para sanear sus finanzas, fue una de las víctimas más importantes de la crisis financiera global, obligando al gobierno alemán a gastar cerca de 18 mil millones de euros (25 mil millones de dólares) para su rescate.

Desde entonces, el banco ha reducido costos y vendido activos para volver a generar beneficios en 2013. Pero al igual que sus rivales, está luchando con las bajas tasas de interés y la debilidad de los mercados de renta fija, y también enfrenta la creciente competencia por sus clientes de empresas medianas, el eje central de la mayor economía de Europa.

El banco de inversión estadounidense JPMorgan y la firma de capitales privados Lone Star formaron un consorcio para adquirir préstamos inmobiliarios comerciales (CRE) en España y préstamos dudosos en Portugal, afirmó Commerzbank en un comunicado.

Una cartera de 700 millones de euros en préstamos inmobiliarios comerciales japoneses fue vendido al fondo de inversión alternativo centrado en Asia PAG, añadió.

La cartera de activos es una de las mayores ventas desde que el mercado inmobiliario español colapsó en 2008. Desde entonces, los precios de las casas han caído cerca de 40 por ciento, afectando a los bancos expuestos al sector y llevando a algunos prestamistas españoles a solicitar rescates estatales.