Economía

Comisión del Senado ratifica a Carstens al frente de Banxico

Con ocho votos a favor y uno en contra, la Comisión de Hacienda y Crédito Público del Senado de la República respaldó la ratificación de Agustín Carstens al frente del Banco de México. Se prevé que en la sesión del día también sea ratificado en el pleno.
Jeanette Leyva 
17 septiembre 2015 12:44 Última actualización 17 septiembre 2015 13:52
Agustín Carstens

Agustín Carstens podría ser reelecto como  gobernador del Banco de México .(Bloomberg/Archivo)

CIUDAD DE MÉXICO.- Sin comparecencia de por medio, este jueves la Comisión de Hacienda y Crédito Público del Senado de la República ratificó al gobernador del Banco de México, Agustín Carstens Cartens, por un segundo mandato de seis años que iniciaría el 1 de enero del 2016 y termina el 31 de diciembre del 2021.

Los senadores integrantes de las comisión de Hacienda y Crédito Público que preside el senador del PRI, José Francisco Yunes, registró ocho votos a favor y uno en contra para respaldar la propuesta que envió la semana pasada el Presidente Enrique Peña Nieto a esta cámara.

Durante la discusión, el senador Manuel Cavazos Lerma, del grupo parlamentario del PRI, consideró como un acierto la propuesta del Ejecutivo federal para ratificar a Carstens, pues “es una buena señal” para los mercados, los inversionistas y la economía: “su experiencia nacional e internacional lo hacen merecedor de este puesto”.

El senador perredista Armando Ríos votó en contra de la propuesta de ratificación, ya que, dijo, la política monetaria implementada desde Banxico no ha servido para impulsar el ingreso de los mexicanos.

En su opinión, la ratificación o no del funcionario se tienen que analizar no sólo sus credenciales académicas o profesionales, sino la visión de país y la forma en que ha funcionado un modelo económico en el que “ha caído 3.5 por ciento el nivel de ingresos”, los salarios mínimos se han mantenido estancados los últimos 35 años y “no ha crecido la productividad”.

Martín Orozco Sandoval, senador del PAN, indicó que es indispensable que el gobernador del banco central comparezca en la Comisión de Hacienda del Senado para abordar temas relativos al tipo de cambio y la inflación.

Esto, porque dijo en 2014, se proyectó un tipo de cambio de 12.90 pesos por dólar y terminó en 14.77 pesos por dólar, y que para el siguiente año se está proyectando 15.90 pesos por dólar, “pero con lo que ha errado en los años anteriores, vamos a terminar en 20 pesos y eso sí le va a traer inflación”.

Los senadores del PRI Blanca Alcalá Ruiz y David Penchyna coincidieron en que se debe priorizar la solidez del banco central, la cual bajo el mandado de Carstens Cartens, ha sido pulcro.

Alcalá Ruiz, dijo que momentos tan volátiles como los que se viven ahora, con las economías globalizadas, es necesario mantener la solidez de una institución como el Banco de México.

Pese a la depreciación del tipo de cambio, explicó,  “la inflación es la más baja que se haya administrado en el país en los últimos tiempos”.

Penchyna Grub estimó que se requiere mantener una política financiera sana, con una política monetaria autónoma, y que se cumpla cabalmente el mandato que tiene el Banco de México, “lo cual se ha hecho con toda pulcritud en la persona de un hombre que ha puesto el prestigio de los economistas mexicanos en el mundo”.

El dictamen aprobado se prevé sea turnado en el transcurso de la sesión al pleno del Senado de la República, para su discusión y eventual aprobación.