Economía

Comisión de Cambios protege al peso durante
proceso electoral

Desde ayer y hasta el 8 de junio de este año, la Comisión de Cambios de Banxico ofrecerá 52 millones de dólares diarios vía subasta sin un precio mínimo, esto con el fin de evitar una depreciación cambiaria desordenada, a la par de que prepara el terreno para el aumento en las tasas de referencia este año.
Clara Zepeda/Marcela Ojeda
12 marzo 2015 0:31 Última actualización 12 marzo 2015 5:5
peso dolar (Bloomberg)

Durante el periodo electoral, Banxico reforzará medidas para proteger al peso de la depreciación cambiaria. (Bloomberg)

CIUDAD DE MÉXICO.- Dada la velocidad con la que el peso mexicano está absorbiendo los choques externos y las posibles consecuencias adversas sobre el gran stock de dinero extranjero en valores de renta fija nacional, el Banco de México reforzó las medidas para evitar una depreciación cambiaria desordenada, mientras prepara el terreno para subir las tasas de referencia este año, aseguraron analistas económicos.

La Comisión de Cambios anunció ayer que a partir del 11 de marzo hasta el 8 de junio de este año el Banco de México ofrecerá 52 millones de dólares diariamente mediante subastas sin un precio mínimo. Al término de esta fecha se evaluará si se continúa o no con este mecanismo.

Cabe mencionar que las elecciones federales se realizarán a cabo el próximo 7 de junio.

Ayer el precio de la divisa estadounidense cerró en 15.4655 pesos a la venta en operaciones al mayoreo, por debajo del máximo histórico de 15.6250 pesos del martes.


Consultados por El Financiero, los economistas sostuvieron que el anuncio de la subasta diaria de 52 millones de dólares sin precio mínimo, junto con la subasta diaria de 200 millones de dólares a un precio mínimo equivalente al tipo de cambio fix determinado el día hábil inmediato anterior, son señales que el banco central está mandando de un constante monitoreo del mercado cambiario.

Luis Múñiz, subdirector de Análisis de Vector Casa de Bolsa, describe que las medidas sirven para contener la depreciación de la divisa nacional, más no para inducir a una apreciación importante, ya que el comportamiento del peso responde a la apreciación del dólar a nivel mundial.

“Estos son los primeros pasos de que el Banco de México (Banxico) no va a permitir una depreciación desordenada y lejos de los fundamentales, parte de los mecanismos que estaremos viendo que Banco de México, toda vez que comenzará a endurecer su discurso monetario para incrementar tasas, quizás antes de la Reserva Federal”, dijo.

Gabriel Casillas, director general Análisis Económico de Banorte-Ixe, prevé que la primera alza en la tasa de interés de Banxico ocurriría en julio, después de la reunión de la Fed.

En entrevista radiofónica Manuel Ramos Francia, subgobernador de Banxico, dijo que vienen momentos que pueden ser volátiles, con presiones en el tipo de cambio y las tasas, pero México está en una situación más favorable que otros países.

“Nosotros no nos podemos deslindar de lo que se llama el ciclo financiero global. Si tratáramos de deslindarnos, posiblemente conduciríamos a un grave problema de estabilidad financiera”, dijo, y agregó que se espera a que la Fed tenga todavía un lenguaje más conducente a advertir sobre esta potencial subida de tasas.