Economía

Comercio e inversiones entre México e Italia crecen

12 febrero 2014 4:21 Última actualización 17 mayo 2013 15:40

[Bloomberg] Confirman el creciente interés de medianas empresas de Italia en el mercado mexicano. 


Notimex
 
Italia constituye el tercer socio comercial de México entre los países de la Unión Europea (UE) y el décimo inversionista del bloque en ese país, posición que podría mejorar debido a que sus empresas miran con mayor interés al mercado mexicano.

De acuerdo con datos de la embajada mexicana en Roma, Italia es el tercer socio comercial de México entre los países de la UE, después de Alemania y España, mientras que a nivel mundial ocupa el noveno lugar en el comercio total de ese país.
 
Por su parte, México es el segundo socio comercial de Italia en América Latina, después de Brasil.

Según datos oficiales, a partir de la entrada en vigor del Tratado de Libre Comercio Unión Europea-México, el intercambio comercial entre México e Italia creció 258%, al pasar de 1,824.6 millones de dólares en 1999 a 6,536.9.2 millones en 2011.

Las exportaciones de productos mexicanos al mercado italiano han crecido 786%, al incrementarse de 175.2 millones de dólares en 1999 a 1,554.1 millones en 2011.

En el mismo periodo, las importaciones de productos italianos en México se incrementaron 202.1% al pasar de 1,649.4 millones de dólares (mmdd) en 1999 a 4,982.7 millones de dólares (mmdd)  en 2011.

En lo que se refiere a las inversiones italianas en México, datos de la Secretaría de Economía señalan que acumularon entre enero de 1999 y diciembre de 2011 un total de 697.3 millones de dólares.

Asimismo, 1,429 sociedades con participación italiana en su capital social han invertido en México de 1999 al tercer trimestre de 2011.

El director de investigación del Instuituto de Comercio Exterior (ICE) de Italia, Giampaolo Bruno, destacó que ante la contracción de la demanda interna debido a la recesión, empresas italianas miran hacia nuevos mercados, como el mexicano, que tiene un gran potencial de desarrollo.

"México es un gran mercado, una gran potencia manufacturera, forma parte del área del Tratado de Libre Comercio de América del Norte y es además un puente hacia el resto de Latinoamérica, por lo que nosotros recomendamos a nuestras empresas mirar hacia esa área", dijo.

Bruno recordó que en México ya están presentes prácticamente todos los grandes grupos industriales italianos, como Grupo Techint-Tenaris, Fiat, Pirelli, Ferrero, Enel Green Power, Barilla o Brembo.

También han llegado Maccaferri, Metecno, Elica, Eutranciatura, Beghelli, Mossi&Ghisolfi, Grupo Stavanato, Lovato, Lupini Targhe, Meccanotecnica.

Así como las marcas más conocidas de moda y diseño como Ferragamo, Luxottica, Calzedonia Intimissimi, Max Mara, Nomination, Gucci, Valentino, Kartell y Cassina.

A esa situación se suma el creciente interés de pequeñas y medianas empresas italianas por México, al que, según el director del ICE en la capital mexicana, deben considerar como un destino fundamental.

"En los ultimos 20 años se han creado en México las condiciones adecuadas para las inversiones de empresas italianas, como un cuadro macroeconómico estable y una mano de obra calificada", consideró el funcionario.

De acuerdo con datos oficiales, la Inversión Extranjera Directa italiana en México entre enero de 1999 y diciembre de 2011 se destinó principalmente al sector manufacturero (59.8%), seguido de las comunicaciones y transportes (20.9%).

Las empresas con capital italiano se ubican principalmente en la ciudad de México (43.4%), Guanajuato (16.8%) y San Luis Potosí (8.5%).

Según datos del ICE -el principal ente oficial italiano que apoya a las empresas en el extranjero-, en Mexico actualmente operan entre 1,200 y 1,300 sociedades con capital italiano.

El presidente de la Cámara de Comercio italiana en México, Marco Cannizzo, confirmó el creciente interés de medianas empresas de Italia en el mercado mexicano.
Señaló que el clima de inseguridad vivido en México en los últimos años no ha influido en las compañías de su país.

Resaltó la inversión de 250 millones de dólares (mdd) del grupo Pirelli para construir una nueva planta en Silao, Guanajuato, en 2012, así como la fabricación del modelo 500 del grupo automotriz Fiat en Toluca, capital del estado de México.