Economía

Criptomonedas empiezan a preocupar a sus creadores

Charles Hoskinson, cofundador de Ethereum, señaló que aunque la gente afirma que las ofertas iniciales de moneda son buenas, en realidad son una bomba de tiempo.
Camila Russo | Bloomberg
18 julio 2017 16:38 Última actualización 18 julio 2017 16:59
Ethereum

Ethereum (Shutterstock)

Las ofertas iniciales de monedas (OIM), un medio de crowdfunding para las empresas de tecnología de blockchain, han atraído tanta atención que incluso el cofundador de la red Ethereum, donde se construyen muchas de estas monedas digitales, dice que es hora de que las cosas se enfríen bastante.

"La gente dice que las OIM son excelentes para Ethereum porque, mire el precio, pero es una bomba de tiempo", dijo Charles Hoskinson en una entrevista.

"Hay una "sobre-tokenización de cosas porque las empresas están emitiendo tokens cuando las mismas tareas se pueden lograr con blockchains existentes. La gente está cegada por el dinero rápido y fácil".

Las empresas han recaudado mil 300 millones de dólares este año en ventas de monedas digitales, superando el financiamiento de capital de riesgo de las empresas de blockchain y hasta seis veces más que el total recaudado el año pasado, según Autonomous Research.

Ether, la moneda digital ligada al Ethereum blockchain, subió de unos 8 dólares después de su OIM al comienzo del año a poco menos de 400 dólares el mes pasado. Desde entonces, ha caído cerca de 50 por ciento.

Hoskinson, quien dirige la firma de investigación tecnológica IOHK, es parte de un creciente grupo de observadores de la tecnología blockchain que están expresando su preocupación por el rápido aumento de los precios de las criptomonedas y las ’crowdsales’ de monedas digitales que han recolectado millones de dólares en minutos.

La regulación es el mayor riesgo para el sector, ya que es probable que la Comisión de Valores y Bolsa de Estados Unidos, que ha permanecido al margen, intervenga para decir que las monedas digitales son valores, dijo.

Las startups que recaudan dinero a través de OIM suelen evadir los mecanismos de protección requeridos en las ventas de valores tradicionales, como asegurarse que están tratando con inversionistas acreditados y verificar la fuente de los fondos. Eso podría conducir a juicios en el futuro, ya que los compradores de monedas digitales podrían demandar al emisor alegando que no conocía los riesgos de comprar esos activos, dijo Hoskinson.

Hoskinson se unió al equipo fundador de Ethereum a finales de 2013 y se retiró en junio de 2014 ya que abogaba por una entidad con fines de lucro, mientras que otros en el equipo liderados por Vitalik Buterin querían mantenerla como una organización sin fines de lucro.

El director ejecutivo de Ripple, Brad Garlinghouse, tenía una opinión similar con respecto a los riesgos regulatorios. Los equipos que cotizan compañías en el exterior y venden sus monedas a inversionistas fuera de Estados Unidos son ingenuos al pensar que no hay leyes de protección de los inversionistas en otros lugares, y también piensan que la SEC finalmente dirá que las criptomonedas son valores, dijo en una entrevista la semana pasada.

Ripple es una empresa de transferencia de dinero basada en la tecnología de blockchain, que está vinculada a la tercera mayor criptomoneda por valor de mercado.

"Las OIM que operan en el Lejano Oeste de las finanzas no son sostenibles", dijo Garlinghouse. "Si habla como un pato y camina como un pato, la SEC dirá que es un pato".