Economía

Coberturas petroleras no son para todos

A diferencia de México, para algunas de las mayores aerolíneas del mundo el uso de coberturas petroleras ha sido un dolor de cabeza y es que, ante la baja de los precios del crudo, resulta más barato comprar en el mercado spot que cubrir un precio en el mercado de futuros, lo que generó minusvalías para las empresas.
Bloomberg
25 noviembre 2015 21:40 Última actualización 25 noviembre 2015 23:12
Un avión de United Continental Holdings carga combustible en el aeropuerto de Denver. (Bloomberg)

Un avión de United Continental Holdings carga combustible en el aeropuerto de Denver. (Bloomberg)

Dos de las mayores aerolíneas del mundo apuestan a que los precios del petróleo no se recuperarán en el corto plazo, volviéndose más precavidas tras perder cientos de millones de dólares en coberturas.

United Continental Holdings y Delta Air Lines redujeron el número de sus contratos de cobertura de combustible luego del desplome del petróleo cercano a un mínimo de seis años. Se han vuelto más parecidas a American Airlines Group, la mayor aerolínea del mundo, que vendió su última posición de cobertura en julio de 2014.

“Existe una creciente comprensión de que el enfoque de American fue el más inteligente”, dijo en una entrevista telefónica Bob Mann, presidente de la consultora de aerolíneas R.W. Mann & Co. “Estos programas no han cumplido con las expectativas, los costos son muy altos y los resultados no han sido buenos”.

Sobre las coberturas 
En una forma más simple, una cobertura de combustible pone un límite al precio que una aerolínea u otra empresa pagará por él. Aquí viene el truco, si el precio de mercado rebasa el precio límite pactado en la cobertura, la aerolínea ahorra u obtiene una utilidad. Pero si el precio baja, la aerolínea pierde.




El haber malinterpretado las cosas ha sido costoso. Las pérdidas por cobertura en los últimos tres trimestre ascendieron a mil 950 millones de dólares para Delta, la tercera mayor aerolínea del mundo; 650 millones para United, la segunda mayor aerolínea, y de 326 millones de dólares para Southwest Airlines, la cuarta aerolínea más grande de Estados Unidos, de acuerdo con datos recopilados por Bloomberg. Las compañías fijaron los precios de cobertura de los combustibles antes de que el precio del crudo se desplomara en los últimos 17 meses.

En el mismo periodo, el precio de contado del combustible para aviones (jet fuel) pasó de 1.7897 a 1.3904 dólares por galón, lo que significó un descenso de 22.31 por ciento y en lo que va del último trimestre (hasta el miércoles 25 de noviembre) acumula una disminución de 4.11 por ciento, lo que para algunas aerolíneas significó un ahorro en operaciones de contado.

Las pérdidas se calcularon al sumar los resultados de las coberturas en cada trimestre, que se dieron a conocer en los comunicados de la empresa y conferencias telefónicas. Las cifras de cobertura fueron confirmadas por los portavoces de las tres aerolíneas. Estas compañías aéreas, todas con sede en Estados Unidos, se clasifican según su tráfico de pasajeros.

El caso de México
La situación de las aerolíneas en EU contrasta con los beneficios que obtuvo México por concepto de coberturas.

A diferencia de lo que hacen las aerolíneas, Pemex cubrió su precio de venta ante posibles bajas en los precios internacionales, esto es, al momento de realizar la cobertura con los siete diferentes bancos que realizaron la operación (entre ellos Citigroup Inc., Morgan Stanley, BNP Paribas SA, Barclays Plc y HSBC Holdings Plc), Pemex fijó un precio promedio de 76.40 dólares por barril, muy por arriba de los 45.74 dólares que promedia en el año.

La operación de cobertura realizada en 2014, para la cual el gobierno desembolsó 773 millones de dólares, se tradujo en un beneficio financiero de 6.4 mil millones de dólares, los cuales ingresarán a las cuentas públicas a principios de diciembre. En otras palabras estos recursos serían los ingresos que dejó de recibir por la baja de los precios del petróleo de sólo 228 millones de barriles exportados.

Para 2015 se pagó una prima de 1.1 mil millones de dólares para garantizar un precio promedio de 49 dólares por barril y cubre 212 millones de barriles.

REDUCIR LAS COBERTURAS
El mes pasado Delta dijo que cubrió el cinco por ciento de su pronóstico de consumo de combustible para el próximo año, por debajo de las expectativas de 20 a 25 por ciento anunciado en mayo y sólo una parte del 30 a 40 por ciento anunciado el año pasado para 2015. United ya cubrió el 17 por ciento para el próximo año, dijo el mes pasado en un informe de ganancias el director financiero interino, Gerald Laderman. En octubre de 2014, la empresa dijo que estaba cubierta en un 35 por ciento por los siguientes 12 meses.

Normalmente, las aerolíneas realizan las coberturas usando permutas (swap); opciones de compra (call) o las llamadas opciones sin pérdidas (costless collar), que involucran la compra y la venta de opciones para crear un piso y un techo sobre los precios. Las compañías cubren el combustible de los aviones, así como los crudos West Texas Intermediate y Brent, además de otros productos refinados como la gasolina.

Aunque la cobertura puede proteger ante un alza de los precios, ellas pagan una prima por los beneficios. Alaska Air Group Inc., por ejemplo, pagó en promedio tres dólares por barril para ejercer las opciones de compra que le daban el derecho de comprar petróleo para entregas en el primer trimestre a 76 dólares, dijo la compañía.

PROTECCIÓN DE SEGUROS
“Vea cuánto han perdido nuestros competidores este año con la llamada póliza de protección de seguros”, dijo el presidente de American, Scott Kirby, en julio durante el informe de ganancias del segundo trimestre. “Aquí no hay nada gratis. Uno no puede llegar y protegerse contra las bajas y pretender que no le cuesta un montón de dinero”.

El WTI, el referente estadounidense, ha caído hasta 38.24 dólares por barril este año desde los 107.26 que registraba en junio de 2014, en medio de un exceso de suministro que la Agencia Internacional de Energía estima continuará hasta al menos mediados de 2016. Los futuros de crudo estadounidenses promediarán 54.23 dólares por barril el próximo año, según la estimación media de 26 analistas, de acuerdo con datos recopilados por Bloomberg.

El combustible en el sector de la aviación ha bajado 43 por ciento en los últimos doce meses a alrededor de 1.30 dólares por galón (3.78 litros) en Nueva York y desde junio de 2014 la caída ha sido de 51 por cienro, según datos compilados por Bloomberg. El WTI ha caído un 43 por ciento en el periodo a cerca de 42 dólares por barril en la Bolsa Mercantil de Nueva York.

COSTOS DEL COMBUSTIBLE
Dado que el combustible representa hasta 30 por ciento de sus costos de operación, las líneas aéreas operan sofisticados modelos de pronóstico para el precio del crudo, dijo en una entrevista telefónica George Ferguson, analista experto en aerolíneas y espacio aéreo de Bloomberg Intelligence. Algunos han contratado a los operadores del petróleo de los bancos de inversión y, hace tres años, Delta compró la refinería Trainer en Pensilvania.

“El panorama general es que creen que el petróleo se mantendrá bajo por más tiempo”, señaló Ferguson.

El portavoz de Delta, Trebor Banstetter, dijo que la aerolínea no tenía comentarios sobre su estrategia más allá de lo que se dijo en los informes de beneficios y las actualizaciones de los inversores. Somos “muy precavidos”, dijo el mes pasado en un informe de beneficios el director financiero de Delta, Paul Jacobson.

IMPACTO EN LOS PRECIOS
La portavoz de United, Megan McCarthy, mencionó una declaración del director financiero interino Laderman en una conferencia el 9 de noviembre, quien dijo que la estrategia de cobertura de la aerolínea ha cambiado, debido a que no existe actualmente un gran riesgo, en el corto plazo, de que un evento genere un “impacto sobre los precios del petróleo” como ocurrió en el pasado.

Este no es un mal momento para comprar un “billete de lotería” por si suben los precios, dijo por teléfono Carl Larry, jefe de gas y petróleo de Frost & Sullivan LP. Sin embargo, “las aerolíneas están viendo el cuadro completo — los precios del petróleo, particularmente los precios del petróleo estadounidense, se mantendrán estables en el próximo año”, dijo Larry.

Southwest tomó un camino diferente. Elevó su cobertura nuevamente luego de haberla reducido a principios de año. La aerolínea aumentó su cobertura a un 35 por ciento para el próximo año, por encima del 10 por ciento anunciado en febrero. Esa cantidad fue menor al 40 por ciento cubierto el año pasado.

“Consideramos nuestro programa de cobertura como un seguro contra catástrofes”, dijo en un correo electrónico Chris Mainz, un portavoz de Southwest. “Continuaremos gestionando activamente nuestra posición en coberturas para protegernos del impacto de los crecientes costos del combustible”.