Economía

CNBV descarta afectación en bancos por problemas de vivienderas

10 febrero 2014 4:46 Última actualización 15 agosto 2013 17:39

 [Jaime González Aguadé, presidente de la CNBV, destacó que la industria de la vivienda es más que 3 constructoras. /Arturo Monroy] 


Notimex


Cancún .- Los bancos comerciales no presentarán problemas de capitalización, aun cuando las vivienderas Urbi, Homex y Ara incumplieran con todo el pago de toda su deuda, aseguró el presidente de la Comisión Nacional Bancaria y de Valores (CNBV), Jaime González Aguadé.

Tras participar en el Seminario "Certidumbre financiera para mejorar a México, que organizó Gamma Derivados, resaltó que si bien la complicada situación de las desarrolladoras sí impacta a las instituciones financieras, no tendría una afectación de fondo.

"Nosotros hicimos un análisis que presentamos a la Secretaría de Hacienda, que en un caso extremo, en que todo el crédito de estas vivienderas no fuera pagado, cosa que no va a ocurrir en realidad porque están garantizados, hay otras formas de pago, pero en ese caso extremo ninguno de los bancos tendría problemas de capitalización, es decir, estarían por encima de los mínimos regulatorios", dijo.

Agregó que independientemente de que cada banco tendrá que reconocer las pérdidas, "no van a tener ningún problema, no es ni un problema sistémico de los bancos, ni ninguno entraría en particular", señaló.

El funcionario agregó que la falta de liquidez de dichas empresas repercute en la posibilidad de que no paguen sus créditos a la banca y "evidentemente tienen un impacto, pero afortunadamente no tienen ninguna repercusión de fondo en los bancos".

Añadió que la industria de la vivienda no se limita a las tres grandes desarrolladoras, que son las que aportan más de 20% de la producción de casas en el país; por ello, el órgano regulador promueve entre las instituciones financieras que continúen el otorgamiento de crédito al sector.

"La industria de las vivienderas son mucho más desarrolladores y lo que hemos hecho nosotros es platicar con los bancos para que sigan existiendo créditos para esas vivendieras que sí están funcionando y que sí están sanas y el país necesita que existan casas", puntualizó.