Economía

CMIC confía en reactivación de la industria de la construcción

01 febrero 2014 10:8 Última actualización 17 diciembre 2013 19:38

[Se espera que la industria tenga uin crecimiento de 3.1% en 2014./Reuetrs]


 
Gabriela Chávez
 
Guadajalara.-  A pesar de la caída de casi 7 por ciento en el tercer trimestre del 2013 la industria de la construcción tiene expectativas de crecimiento de 3.1 por ciento en 2014 señaló la presidenta de la Cámara Mexicana de la Industria de la Construcción (CMIC) en Jalisco, Lorena Limón González.
 
En conferencia de prensa donde dio a conocer el balance de fin de año, la dirigente del sector indicó que si bien este año la industria generó 103 mil 881 empleos en esta zona del país, la cifra estuvo muy por debajo de los tres últimos años, aunque reconoció que principalmente en 2011 la actividad se vio favorecida por la construcción de infraestructura para los Juegos Panamericanos de Guadalajara.
 
Con base en datos oficiales, -algunos recabados mediante la Ley de Acceso a la Información-, la presidenta de la CMIC indicó que en el ámbito municipal el ayuntamiento que más invirtió en obra pública este año fue Guadalajara, pues aunque tuvo una asignación presupuestal de 368 millones, al final canalizó casi 637 millones de pesos al haber sido de los pocos municipios que logró gestionar recursos federales en este renglón.
 
Nueva ley
 
En otro tema, Limón confió que la propuesta de nueva Ley de Obra Pública del Estado de Jalisco y sus municipios elaborada por la industria de la construcción y presentada a la comisión de diputados consiga la aprobación del congreso estatal en 2014.
 
Entre las aportaciones del gremio al marco jurídico destacan parámetros científicos creados para definir la asignación de obras.
 
Destaca el método de “tasación aritmética” que permitiría al gobierno contratar obra pública a precio justo.
 
“Mediante sobre cerrado los contratistas ofrecerían su presupuesto, incluido costo de materiales, mano de obra, maquinaria, equipo, costos indirectos, financiamiento y utilidad esperada. Una vez abiertos los sobres a la vista de todos se aplica la fórmula matemática que determina el precio real del mercado. Así quien pierde reconoce que ofreció precios o muy bajos o muy altos”, concluyó la directiva.