Economía

Citigroup acuña nuevo término relativo a Grecia

La nueva palabra se refiere a "esas situaciones grises en las que Grecia no obtendrá dinero de los europeos y no hay ninguna resolución perdurable en el horizonte".
Bloomberg
23 abril 2015 14:46 Última actualización 23 abril 2015 14:46
Citi

(Bloomberg)

El economista Ebrahim Rahbari de Citigroup vuelve a agregar un término al diccionario de los mercados financieros.

En febrero de 2012 acuñó el término “Grexit” para describir el riesgo de una salida de Grecia de la eurozona. En aquel momento, con sus colegas economistas de Citigroup establecieron la probabilidad en un 50 por ciento dentro de los 18 meses. Luego la aumentaron hasta 90 por ciento para 2014.

Estamos en 2015, y Grecia sigue estando en la eurozona.

Sin embargo, se vuelve a hablar de la salida de Grecia en tanto Atenas se enfrenta con sus acreedores y su cajón de efectivo virtual se vacía día a día. El uso de la palabra en notas de Bloomberg News creció hasta un máximo este año desde su creación.

En vista de que el euro resultó ser más duradero de lo que predijo unos años atrás, a Rahbari se le ocurrió una nueva abreviatura. Ahora describe la perspectiva como “Grimbo” –una amalgama de limbo griego- “para esas situaciones grises en las que Grecia no obtendrá dinero de los europeos y no hay ninguna resolución perdurable en el horizonte”, dijo Rhabari a Erik Schatzker y Stephanie Ruhle en Bloomberg Television el miércoles.

Él ve dos de esas situaciones.

DISPARADORES DE UN FINAL

En la primera, se alcanza un nuevo acuerdo de ayuda pero sólo después de la imposición de controles de capital y una posible cesación de pagos. Esto podría ocurrir si las negociaciones por el rescate no producen un resultado hasta, por ejemplo, que el Banco Central Europeo limite el flujo de préstamos de emergencia a los bancos griegos.

“El impacto podría dar un empujón extra a ambas partes para concluir las negociaciones”, dijeron economistas de Citigroup a los clientes en un informe esta semana.

También podría darse un “Grimbo” si no hay nueva ayuda, si el gobierno entra en cesación de pagos, si se introducen controles de capital y se emiten pagarés pero Grecia todavía continúa en el euro.

“Con el tiempo, el problema de liquidez acentuado, y notablemente las restricciones a los retiros de depósito para los bancos, incrementarían considerablemente la presión sobre el gobierno griego, lo cual probablemente derivaría en nuevas elecciones”, dijo Citigroup. “Éstas podrían producir un mandato para un nuevo acuerdo de rescate con la eurozona o allanar el camino a una eventual ‘Grexit’, pero de todos modos podría dejar a Grecia en el limbo durante un período prolongado”.

Por otro lado, podría haber un acuerdo. El estratego de Royal Bank of Scotland Group Plc, Albert Gallo, confía más en que la ayuda comenzará a llegar a tiempo. ¿La palabra que él usa? “Grin”.