Economía

Citi reduce proyección de crecimiento para la economía global

10 febrero 2014 5:13 Última actualización 19 julio 2013 13:13

[Bloomberg] 


Notimex
 
El grupo financiero estadounidense Citi modificó a la baja sus pronósticos de crecimiento de la economía global para el cierre de 2013 y para 2014, ante un menor optimismo sobre los países emergentes.

De acuerdo con la Coordinación de Estudios Económicos y Sociales de Banamex Citi, para este año la estimación respecto a inicios de 2013 disminuyó 0.1 punto porcentual, a 2.5%, mientras que para 2014 queda en 3.1%.

En cuanto a la proyección de las economías emergentes, espera un crecimiento de 4.7 y 5.1% para 2013 y 2014, en ese orden, lo que significa 0.5 y 0.4 puntos porcentuales, respectivamente, por debajo de lo estimado a principios de año.

Para las economías desarrolladas, señala que el ajuste de los pronósticos ha sido en sentido contrario, pues éstas han mejorado ligeramente sus prospectivas de crecimiento.

En el caso específico de China, la institución ajustó su expectativa de crecimiento económico en 0.2 puntos porcentuales en ambos años, para quedar en 7.4% en 2013 y en 7.1% en 2014.

Igualmente, adecuó a la baja los pronósticos de otras economías emergentes, entre ellas Brasil, Indonesia, Perú y Turquía.

En su análisis, Citi advierte además que existen riesgos a la baja, principalmente para 2014, relacionados con la posibilidad de una desaceleración más pronunciada en China y los efectos que esto pueda derivar en otras economías de la región.

Prevé un escenario donde el esquema de estímulos a las economías tanto desarrolladas como emergentes empieza a cambiar.

Por un lado, explica, con menos riesgos a la baja en la economía de Estados Unidos, toda vez que la Reserva Federal de ese país podría empezar a reducir sus compras de activos en septiembre de este año, incluso finalizar a mediados de 2014.

Al mismo tiempo, abunda, en China las autoridades parecen más convencidas en permitir una desaceleración gradual de la economía, en lugar de inyectar un nuevo estímulo fiscal para darle un nuevo impulso a la economía y mantener el crecimiento por arriba de 8.0%.

En contraste, estima que en Europa continúen las políticas laxas, toda vez que los bancos Central Europeo (BCE) y de Inglaterra continuarán estimulando sus economías.