Economía

5 gráficas que explican por qué cayó el superávit de la balanza petrolera 

El superávit en la balanza comercial de productos petroleros de México, de sólo mil 489.6 millones de dólares, según lo anunciado este martes por el Inegi, es el más bajo desde 1993. 
Eleazar Rodríguez
27 enero 2015 21:54 Última actualización 27 enero 2015 22:39
Trabajadores de Pemex en el campo petrolero de Ku-Maloob-Zaap. (Bloomberg)

Trabajadores de Pemex en el campo petrolero de Ku-Maloob-Zaap. (Bloomberg)

Durante 2014, la balanza comercial de productos petroleros de México arrojó un superávit de sólo mil 489.6 millones de dólares, lo que significa que el valor de las exportaciones de petróleo crudo y sus derivados (42 mil 979.3 millones de dólares) fue ligeramente superior a las importaciones petroleras (41 mil 489.7 millones de dólares).

Es la primera vez desde 1993 que se alcanza un superávit tan bajo.

La balanza petrolera de México fue afectada por factores como una baja en los precios internacionales del petróleo –que se acentuó en el último trimestre del año-, un menor volumen de exportación y un aumento de las importaciones de petrolíferos.

PRECIO DE LA MEZCLA MEXICANA
El año pasado se registró la mayor baja de los precios internacionales del petróleo y el crudo mexicano no estuvo exento de esta caída. El precio de la mezcla alcanzo niveles no registrados desde 2009.

Según información del Inegi, durante 2014, el precio del petróleo exportado fue de 86.94 dólares por barril, esto es, 11.7 por ciento menor al que se tuvo en 2013, año en que también bajó 3.4 por ciento.

Este nivel fue ligeramente superior a los 85 dólares que se habían estimado en el presupuesto federal, ya que durante la primera mitad del año los precios aún estaban arriba de los 100 dólares por barril.


VOLUMEN DE CRUDO EXPORTADO
Aunado a la baja del precio del petróleo, también afectó a los ingresos petroleros una reducción del volumen exportado durante el año anterior.

De acuerdo con información del Inegi, durante 2014 se exportaron un millón 143 mil barriles promedio diario, cifra que arroja una baja de 3.4 por ciento frente a lo observado en 2013, cuando las exportaciones eran de un millón 189 mil barriles, también promedio diario.

Este es el cuarto año consecutivo que Pemex reduce su volumen de exportaciones. Desde 2011 y hasta el año anterior, se han dejado de exportar 218 mil barriles promedio diario.


VALOR DE LAS EXPORTACIONES PETROLERAS
El valor de las exportaciones ascendieron a 42 mil 979.3 millones de dólares, monto que fue menor en 13.1 por ciento al reportado un año antes debido a afectaciones por el comportamiento del precio del crudo exportado, el cual concentra el 84.3 por ciento de las exportaciones petroleras totales.

Pese a este movimiento, en los dos primeros años de la actual administración se registraron ventas de petróleo por casi 79 mil millones de dólares, sólo superadas por las que se observaron en el mismo lapso de la administración anterior, cuando por este concepto se reportaron ingresos superiores a los 81 mil millones de dólares.


​BALANZA COMERCIAL PETROLERA
La balanza comercial petrolera de México arrojó un superávit de mil 489.6 millones de dólares, el menor desde que el Inegi tiene registro de las exportaciones e importaciones petroleras.

En esta ocasión, mientras las exportaciones cayeron 13.1 por ciento, las importaciones crecieron 1.52 por ciento, impulso que se dio por una mayor demanda de gasolinas, petroquímicos y gas natural.

Para este año ya se vislumbra una mayor demanda de productos petroleros del exterior, como la compra de petróleo crudo ligero de los Estados Unidos por hasta 100 mil barriles diarios.


​DEPENDENCIA DEL CRUDO EN LAS EXPORTACIONES
La balanza comercial, si bien reflejó un menor flujo de divisas por concepto de ventas de petróleo al exterior, es un hecho que la dependencia del crudo en el comercio exterior esta acotada.

Se estima que el valor de las exportaciones petroleras representó sólo el 9.1 por ciento de las ventas totales al exterior. Éste es su nivel más bajo desde 2002, cuando alcanzaron un 8.3 por ciento de las exportaciones totales.

El mayor peso está sobre las exportaciones no petroleras, principalmente las automotrices.

Lejos quedaron aquellos tiempos en que las exportaciones petroleras representaban el 77 por ciento de nuestras ventas de mercancías al exterior.