Economía

Cifras de empleo no cuadran con la realidad de Querétaro: STPS

Empresas cambiaron sus domicilios fiscales a otros estados, pero siguen operando en Querétaro, lo que llevó a la baja en las cifras de empleos en diciembre, que no corresponden a la realidad. dijo la dependencia.
Francisco Flores Hernández
10 febrero 2014 14:38 Última actualización 10 febrero 2014 14:38
Manufactura

Manufactura en México. (Bloomberg/Archivo)

QUERÉTARO, Qro.- Hay empresas que cambiaron sus domicilios fiscales a otros estados, pero que siguen operando en Querétaro, lo que está generando que en las estadísticas del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) se estén perdiendo empleos en esa entidad federativa.

Eso explica, dice el delegado de la Secretaría del Trabajo y Previsión Social (STPS), Gerardo Vázquez Mellado, la pérdida de más de diez mil empleos en Querétaro durante diciembre pasado.

Se tiene identificadas a dos empresas que en ese mes cambiaron su domicilio fiscal al Estado de México, que resultó así ganador de dos mil empleos que no están allá, sino en Querétaro.

La pérdida de empleo también se debe a que alrededor de 70 empresas acordaron con sus trabajadores despedirlos y recontratarlos en enero, con el fin de hacer una reingeniería interna en sus procesos administrativos, a fin de adecuarse a los cambios fiscales que entraron en vigor en el presente ejercicio.

Vázquez Mellado aclara que la pérdida de empleos fue una tendencia nacional durante diciembre pasado, pero en esta ocasión fue más grave debido al tema fiscal. “Ya lo estamos tratando con el Sistema de Administración Tributaria (SAT), el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), la Secretaría del Trabajo y Previsión Social (STPS) y la Secretaría de Desarrollo Sustentable (Sedesu)”.

Sobre las empresas que siguen operando en la entidad, pero cambiaron su domicilio patronal al Estado de México, la STPS continúa las investigaciones y “vamos a ir hasta las últimas consecuencias; si lo están haciendo con dolo, habrá sanción”.

De acuerdo con el funcionario federal, el cambio fiscal de una de las empresas referidas involucra a mil 700 trabajadores y en la otra son 400.

“Nosotros lo que queremos es pedirle a los líderes sindicales y empresariales que sigan en Querétaro, aunque no los podemos obligar, no están violando la ley”.

Lo que se busca es dialogar, expuso, para que “las cifras del empleo sean más reales, pues en diciembre la gente traía dinero del aguinaldo y salían a comprar a las tiendas, entonces viene el cierre del año y resulta que se perdieron 10 mil empleos”.

Considera que la pérdida de puestos de trabajo durante la parte final del año pasado “no es creíble debido a que abrió la Plaza Comercial Antea, la planta de manufactura de BRP, se dio la ampliación de Hi-Lex y los talleres de Aeroméxico empezaron a contratar desde noviembre.

“Una pérdida de ese tipo no cuadra con la realidad de apertura de empleos y nuevas contrataciones que se observaban. En las mesas de trabajo que realizamos en la STPS es donde estamos detectando que se han dado cambios de domicilio fiscal del alta patronal”.

Este tipo de situaciones se dan “por estrategia fiscal de las empresas, en ocasiones es una decisión de los corporativos que están en alguna entidad federativa que deciden cambiarse, pero no es porque les cobren menos impuestos allá”.

Adicional a ello, las reformas estructurales, “en específico la hacendaria, provocó que muchos empleadores dieran de baja a sus trabajadores para hacer una reingeniería fiscal y volverlos a contratar en enero”.

“Yo te puedo decir que este asunto de la reingeniería fiscal involucró a un promedio de cinco mil trabajadores y 75 patrones. Pero el tema es fiscal”, asegura el funcionario federal.

Además de que cada año se da un hecho cíclico, que consiste en que la mayoría de las empresas terminan sus contratos colectivos de 11 meses 15 días.