Economía

Cierra al alza el oro, pero siguen las presiones en su contra

01 febrero 2014 10:11 Última actualización 15 diciembre 2013 21:2

 [En la semana el balance fue positivo con una ganancia de 0.5%. / Bloomberg] 


 
Efrain Hilario
 
Las señales de que la inflación luce controlada en Estados Unidos, un escenario que permitiría a la Reserva Federal de Estados Unidos continuar con sus estímulos monetarios, contribuyó el viernes con el cierre alcista de las cotizaciones de la onza de oro en el Commodity Exchange (Comex).
Sin embargo, los operadores anticipan que el precio del metal dorado se mantiene vulnerable a nuevas presiones bajistas, al persistir en el mercado un mayor interés por las compras de riesgo, que por los refugios de inversión.
En este contexto, en el Comex el convenio del oro para entrega en febrero aumentó 0.8 por ciento para cerrar el viernes en mil 234.60 dólares, después de desplomarse 2.6 por ciento en la jornada del jueves, lo que en ese momento representó su peor caída desde el 1 de octubre, debido a una masiva liquidación de contratos.
En la semana el balance fue positivo con una ganancia de 0.5 por ciento.
Los analistas estiman que es más factible que el oro, que en lo que va del año se ha replegado 26 por ciento, concluya 2013 más cerca del soporte clave de mil 200 dólares, que de la resistencia de mil 300 unidades.
La incertidumbre sobre el momento del recorte a los estímulos monetarios por parte de la Fed ha puesto nerviosos a los inversores en los últimos meses. El incremento de la liquidez del Banco Central estdounidense ha apoyado al oro al mantener las tasas de interés bajas y generar temores inflacionarios.
 
El metal dorado duplicó su valor de diciembre de 2008 a junio de 2011, cuando la Fed llevó las tasas de interés a mínimos históricos e inició la inyección de miles de millones de dólares en los mercados financieros.
Las cifras reportadas el jueves sobre ventas minoristas más sólidas de lo esperado en Estados Unidos, junto con un reporte laboral que superó las expectativas, elevaron la especulación de que la Fed podría empezar a reducir sus medidas de estímulo en su reunión del 17 y 18 de diciembre, aunque el consenso del mercado aún apunta a que dicha disminución inicie en marzo, a un monto mensual de 70 mil millones de dólares desde su actual ritmo de 85 mil millones.