Economía

Ciberdelincuencia acosa a 47% de usuarios

Un estudio efectuado por la firma Norton aplicado en 17 países revela que durante el año pasado los consumidores perdieron alrededor de 21 horas tras sufrir un ciberdelito, fraude que trae consigo crisis emocionales a los afectados.
Jeanette Leyva
23 noviembre 2015 22:41 Última actualización 24 noviembre 2015 10:24
Computadoras

El Informe Norton sobre Ciberseguridad es una encuesta en línea a 17 mil 125 usuarios de dispositivos mayores de 18 años a través de 17 mercados y producido por la firma de investigación Edelman Berland. (Bloomberg/Archivo)

Los consumidores de todo el mundo consideran hoy más probable que le roben información de su tarjeta de crédito por Internet, y casi la mitad reportó haber sido víctima de la ciberdelincuencia.

De acuerdo con el reporte de Norton de 17 países encuestados los consumidores perdieron un promedio de 21 horas durante el año pasado tras haber sufrido un crimen cibernético junto con una pérdida de 358 dólares por persona, alcanzando así un total de 150 mil millones de dólares. Además del golpe financiero, el ciberdelito se torna verdaderamente emocional al encontrar que los usuarios han aceptado sentirse furiosos y frustrados tras lidiar con este tipo de crimen.

Norton, empresa de Symantec, informó que los resultados de su informe sobre Ciberseguridad a nivel mundial, señala que el 62 por ciento de los consumidores consideran como una situación más probable que le roben información de su tarjeta de crédito por Internet, comparado con solo el 38 por ciento que cree que es más probable perder sus datos a través del robo de sus carteras en forma física. Adicionalmente, el 47 por ciento de los encuestados reportó haber sido víctima de la ciberdelincuencia.

El 42 por ciento de los Baby Boomers se preocupan por utilizar contraseñas seguras mientras que el 31 por ciento del grupo de los jóvenes son más propensos a compartir sus claves de seguridad.

Sin embargo, los usuarios están cada vez más atentos de los comportamientos riesgosos en la red, ya que seis de cada 10 consumidores consideran que usar un Wi-Fi público es menos seguro que un baño público; 61 por ciento piensa que actualmente el robo de identidad es más probable que nunca y cuatro de cada cinco se siente preocupado por llegar a ser víctima de la ciberdelincuencia.

A pesar de la preocupación y consciencia sobre el cibercrimen, los usuarios todavía son demasiado confiados con sus hábitos en Internet. Cuando se les pide evaluar sus prácticas de seguridad en la red, ellos constantemente se califican con un “10”, pero en realidad no pasan el nivel más básico: una contraseña segura.

“La confianza del consumidor fue sacudida en 2014 debido a un número sin precedente de enormes filtraciones que expusieron la identidad de millones de personas, quienes realizaron simples compras de rutina en diversas y reconocidas tiendas”, comenta Fran Rosch, vicepresidente ejecutivo de Norton.