Economía

Chipre no sería la única nación rescatada: sondeo

12 febrero 2014 4:57 Última actualización 27 marzo 2013 8:51

 [Bloomberg] España y Eslovenia podrían ser los siguientes en pedir ser rescatados.  



Reuters
 
Chipre probablemente no será el último país de la zona euro en pedir un rescate internacional, de acuerdo con un sondeo de Reuters entre economistas, que citaron a España y Eslovenia como los candidatos más posibles.
 
El sondeo también reflejó la falta de acuerdo sobre si el último rescate, que se apoya en el cierre de uno de los mayores bancos de Chipre a un costo grande para los depositantes, sería mejor o peor para la estabilidad financiera de la zona euro.
 
Chipre cerró un acuerdo de rescate por 10,000 millones de euros (12,800 millones de dólares) el lunes con la Unión Europea y el Fondo Monetario Internacional, que busca apuntalarlo frente a un quebrado sector bancario que desde hace mucho tiempo domina su economía.
 
De los 48 economistas encuestados esta semana, 36 dijeron que otras naciones precisarán asistencia también.
 
Hubo 16 respuestas que nombraron a España y otras 16 a Eslovenia, cuya desproporcionada industria bancaria atrajo comparaciones con Chipre, tornándolo así en el último país en ocupar el centro de la atención en la crisis de deuda de la zona euro.
 
"El acuerdo de Chipre elevó a un nuevo nivel la crisis bancaria europea", dijo Lena Komileva, directora de G+ Economics, una consultora de análisis en Londres.
 
Dijo que esto implicaba el retorno del riesgo para la convertibilidad dentro de la zona euro, en otras palabras, que los euros de Chipre ya no pueden ser tratados igual que los euros en otras partes.

"Esto representa un acuerdo malo para el futuro del euro", declaró.
 
Los controles de capitales preparados en Chipre son una razón del riesgo para la convertibilidad. Destinados a evitar una fuga de los bancos de parte de los depositantes ansiosos por retirar sus ahorros, los controles en la práctica hacen que un euro chipriota sea menos líquido que por ejemplo el euro de Francia, donde no existen tales restricciones.
 
Entre otros países citados como que podrían necesitar un rescate, Italia fue mencionada por 6 economistas. Algunas respuestas indicaron a Malta, Francia y Portugal, que ya tiene un programa de salvamento.
 
Los responsables se han esforzado por enfatizar que el último rescate solo se aplica a Chipre, luego de que el jefe del grupo de ministros de finanzas de la zona euro, Jeroen Dijsselbloem, sugirió el lunes que el programa puede servir como modelo para tratar con futuras crisis bancarias.
 
Si bien luego dijo que Chipre era un caso específico, los economistas se mostraron divididos sobre las consecuencias más amplias para otras naciones.
 
De ellos, 19 dijeron que la decisión de cerrar el segundo mayor banco chipriota, más que recapitalizarlo, era un mejor enfoque para la estabilidad financiera de la zona euro. Se mostraron en desacuerdo 14, y 12 dijeron que no haría una diferencia.
 
Hasta ahora no hubo evidencia de que los ahorradores en España y Eslovenia, además de otras economías periféricas europeas, estén retirando efectivo de los bancos en respuesta a la crisis chipriota.