Economía

Chipre es un caso único, no un precedente: BCE

12 febrero 2014 4:47 Última actualización 22 abril 2013 15:18

[Bloomberg]  Indican que el  rescate a este país muestra que la zona euro es ahora más robusta, ya que no hubo efectos de contagio a otros países. 


Reuters

Nueva York .- Chipre fue un caso único que justificó un "tratamiento excepcional", pero su rescate no es un precedente o un patrón para manejar futuras crisis, dijo el lunes el gobernador del Banco de Francia, Christian Noyer.
 
Pese a todo, el rescate a Chipre muestra que la zona euro es ahora más robusta que hace un año, ya que no hubo efectos de contagio a otros países, dijo el jefe del banco central francés ante una audiencia del foro financiero Paris Europlace en Nueva York.
 
"Esta es la primera vez en tres años que una gran crisis en un país de la zona euro no ha afectado a otros", dijo Noyer, que también es miembro del Consejo de Gobierno del Banco Central Europeo.
 
"Si bien sigue habiendo desafíos, las medidas adoptadas han incrementado nuestra resistencia a conmociones internas y externas", agregó.
 
El acuerdo del mes pasado por 10,000 millones de euros (13,000 millones de dólares) para evitar que Chipre se declarara en bancarrota impuso fuertes pérdidas a los titulares de depósitos en bancos de ese país y generó temores a que se pueda usar un modelo similar en otros países en problemas.
 
El enorme sector financiero de Chipre, que atrajó depósitos de extranjeros ricos, estaba en una situación extrema de peligro y un modelo bancario como ese no tiene lugar en la zona euro, dijo Noyer.
 
Pese a los avances logrados por la zona euro, el estancamiento del crédito bancario es una gran preocupación, particularmente porque afecta a las empresas pequeñas y medianas.
 
"En general, la mejoría en la situación de financiamiento de los bancos no ha llevado a un incremento del préstamo al sector privado no financiero, que ha declinado en meses recientes", dijo.
 
Parte de eso se debe a una baja demanda y no tendría que reflejar una debilidad específica en el área del euro, ya que los bancos en todas las economías avanzadas tratan de reparar sus hojas de balance tras la crisis financiera global, dijo Noyer.
 
En última instancia, el crecimiento en el área del euro dependerá de la capacidad de emprender las reformas estructurales necesarias y fortalecer la competitividad, sostuvo el banquero.