Economía

China y EU logran acuerdo comercial

El pacto abarca áreas como son el comercio agrícola y la emisión de licencias para liquidación de bonos a dos instituciones financieras estadounidenses calificadas, así como también exportaciones de gas natural. 
Bloomberg
12 mayo 2017 13:11 Última actualización 12 mayo 2017 13:17
China, EU

China, EU (Shutterstock)

Estados Unidos y China llegaron a un acuerdo para promover los envíos de gas natural y carne estadounidenses, parte de lo que el Secretario de Comercio, Wilbur Ross, describió como una iniciativa más amplia para comenzar a redefinir la relación comercial entre las dos mayores economías del mundo.

El acuerdo abarca 10 áreas en las cuales los negociadores de ambas partes lograron consenso, incluidos el comercio agrícola y la emisión de licencias para liquidación de bonos a dos instituciones financieras estadounidenses calificadas.

A mediados de julio, los productores de carne estadounidenses tendrán un acceso más amplio a los mercados chinos, mientras que Estados Unidos avanzará en permitir la importación de aves de corral cocinadas de China, según una declaración conjunta anunciando el acuerdo.

La declaración no parece modificar el acceso de las empresas chinas a las exportaciones estadounidenses de gas natural, pero invita a China a recibir envíos y participar en contratos de suministro a largo plazo con proveedores estadounidenses.

Ross dijo que ejecutivos de Dow Chemical dieron garantías de que el aumento de las exportaciones de gas natural no perjudicaría a la industria ni a los consumidores estadounidenses si las ventas seguían siendo inferiores al 30 por ciento de la producción total.

"Esto permitirá a China diversificar sus fuentes de suministro y ofrecerá un enorme mercado de exportación para los productores estadounidenses de GNL", dijo Ross a periodistas en una reunión en la Casa Blanca el jueves, usando un acrónimo de gas natural licuado.

Los acuerdos, que surgieron de un plan de acción de 100 días anunciado durante una reunión de abril entre el presidente Donald Trump y su homólogo chino, Xi Jinping, parecieron consolidar o reiterar algunos compromisos que China ya había asumido.

Sin embargo, representaron el primer pacto negociado en materia de comercio para Trump, quien hizo campaña con promesas de endurecer la posición con China en el área de comercio para luego suavizar su tono al solicitar cooperación respecto de Corea del Norte.

'NO UN GRAN AVANCE'

Ker Gibbs, presidente de la Cámara de Comercio Estadounidense en Shanghái, calificó los compromisos como un "buen comienzo" para abordar varios temas de acceso al mercado, "pero no un gran avance".

"Nos gustaría ver las acciones que acompañan estos compromisos", dijo Gibbs en una declaración por correo electrónico.

Debido a tácticas dilatorias anteriores no celebraremos hasta que se cumplan estas promesas

El viceministro de Hacienda de China, Zhu Guangyao, hablando en una reunión informativa en Pekín para anunciar los acuerdos, desvió las preguntas sobre los detalles, calificando reiteradamente las medidas de "equilibradas".

"El plan económico chino-estadounidense de 100 días es un plan de cooperación, un plan de acciones y un plan de arreglos de beneficio mutuo", dijo Zhu.

Si bien Trump convirtió en sello distintivo de su campaña un resurgimiento de la industria estadounidense del carbón, su administración parece estar reconociendo el posible beneficio en materia de empleos que representan las dos docenas de solicitudes en revisión para construir terminales de exportación de GNL.

Ross dijo que no era probable un acuerdo para las exportaciones de carbón a China, dadas las distancias de envío. Gary Cohn, director del Consejo Económico Nacional, ha expresado su apoyo a una terminal de GNL en el noroeste estadounidense que enviaría gas a Asia.

Las importaciones de China de gas natural licuado estadounidense repuntaron el año pasado luego de que Cheniere Energy lanzó la primera de una oleada de nuevas centrales diseñadas para licuar y exportar abundante gas shale estadounidense.

Las reservas estadounidenses representaron casi el 7 por ciento de las importaciones totales de China en marzo, según datos aduaneros.

Las empresas chinas ya tienen contratos a largo plazo con proveedores no estadounidenses para más GNL del que requiere la demanda interna hasta al menos 2023, según Bloomberg New Energy Finance.

: