Economía

China y Alemania cubren el vacío de liderazgo que dejó Estados Unidos

Cuando los líderes mundiales se reúnan en Hamburgo el viernes para el G-20, China y Alemania serán los países que tomarán el lugar de EU, ya que Donald Trump abraza al proteccionismo y su política no está en línea con las demás naciones. 
Marc Champion | |Peter Martin | Brian Parkin
04 julio 2017 9:17 Última actualización 04 julio 2017 9:28
Angela Merkel y Xi Jinping

Angela Merkel y Xi Jinping (Reuters)

(Bloomberg) Estados Unidos tradicionalmente busca enfoques comunes a los grandes temas mundiales de actualidad en las cumbres del G-20. No esta vez.

Cuando los líderes mundiales se reúnan en Hamburgo el viernes, China y Alemania usurparán el papel de Estados Unidos.

Las dos potencias industriales de Asia y Europa están siendo empujadas hacia una alianza informal para asumir el liderazgo que Estados Unidos parece haber abandonado desde que el presidente Donald Trump asumió la presidencia a principios de este año, según diplomáticos y funcionarios de varios miembros del Grupo de los 20.

La situación se ha cristalizado antes de la reunión anual del G-20 de este año, que se celebrará en el puerto comercial más activo de Alemania.

Eso se debe en parte a que, por primera vez desde la fundación del grupo, Estados Unidos estará representado por un presidente que abraza el proteccionismo, abandonando décadas de promoción estadounidense al libre comercio.

Estados Unidos también fue aislado sobre el cambio climático en una cumbre de mayo del grupo más pequeño del Club de los Siete en Italia, donde el comunicado final se dividió seis a uno sobre el tema.

Esta vez, Trump se arriesga a encontrarse solo frente a un frente unido de aliados europeos, vecinos como Canadá y México, y antiguos enemigos de Estados Unidos de la Guerra Fría sobre los dos temas más importantes de la cumbre.

Como anfitriones anteriores y actuales, el presidente chino Xi Jinping y la canciller alemana Angela Merkel habrían trabajado juntos en el programa del G-20 de cualquier forma.

Sin embargo, tres visitas a Alemania por el primer ministro chino Li Keqiang hasta la fecha, la más reciente el mes pasado, sugieren que las dos naciones están alineadas en ocupar un espacio que Estados Unidos, al menos temporalmente, dejó vacante bajo la presidencia de Trump.

"La nueva cercanía entre China y Alemania es algo que sucedió por el episodio Trump", dijo Diego Ramiro Guelar, embajador en Pekín de Argentina, miembro del G-20. 

Los dos líderes más importantes del mundo son el presidente Xi y la canciller Merkel en este momento

Los lazos entre China y Alemania se han fortalecido durante años, impulsados ​​por intereses económicos comunes y no enfrentan las obstrucciones por las rivalidades geopolíticas que complicaron las relaciones entre Pekín y Washington mucho antes de la elección de Trump.

Alemania necesita mercados para su maquinaria industrial de gama alta y vehículos, y China los quiere - tanto así que compró la compañía alemana de robótica Kuka.

Xi hará su segunda visita de Estado a Alemania justo antes de la cumbre.

"Las relaciones entre China y Alemania están en su mejor momento histórico", dijo Michael Clauss, embajador de Alemania en Pekín, en un reciente informe con los periodistas.

La dinámica económica y política desde una perspectiva alemana se está moviendo hacia el este

: