Economía

China suspendería permisos de producción de autos eléctricos

El año pasado se vendieron más de 507 mil vehículos de este tipo en el país asiático, pero planean hacer una revisión de su política de venta de autos de la nueva energía preocupados por que se provoque un posible exceso en su comercialización. 
Bloomberg
06 junio 2017 0:14 Última actualización 06 junio 2017 4:55
Autos eléctricos (Bloomberg)

Autos eléctricos (Bloomberg)

China planea suspender temporalmente la emisión de permisos para producir vehículos eléctricos a la espera de una revisión de la política debido a la preocupación de que nuevas aprobaciones puedan provocar un exceso en el mayor mercado de automóviles del mundo, según personas familiarizadas con el asunto.

La Comisión Nacional de Desarrollo y Reforma (NDRC, por sus siglas en inlgés), que supervisa las nuevas inversiones en la industria automotriz, quiere evaluar el programa después de entregar 15 licencias de producción desde marzo de 2016, dijeron las personas, que pidieron no ser identificadas porque las discusiones no son públicas. La NDRC no respondió inmediatamente a una solicitud de comentarios enviada por fax.

China ha identificado a los vehículos de nueva energía como una industria emergente estratégica y tiene como objetivo aumentar en 10 veces las ventas anuales de automóviles híbridos y completamente eléctricos durante la próxima década. Además de otorgar generosos subsidios tanto a consumidores como a fabricantes, el gobierno creó una clase de permisos que permite a compañías como Wanxiang Group, del multimillonario Lu Guanqiu, y una empresa conjunta de Volkswagen AG a producir sólo vehículos eléctricos, a la vez que impuso una moratoria a la nueva capacidad para la fabricación de vehículos convencionales de gasolina.

El apoyo estatal ayudó a China a superar a Estados Unidos en 2015 para convertirse en el mayor mercado mundial de vehículos de nueva energía, que incluye vehículos eléctricos, híbridos y vehículos de pila de combustible. El año pasado se vendieron un total de 507 mil vehículos de este tipo en el país, según la Asociación China de Fabricantes de Automóviles.

Si bien la suspensión de nuevos permisos puede retrasar los planes de empresas como NIO, del empresario de Internet William Li, y la división de automóviles eléctricos de LeEco, respaldada por Jia Yueting, puede ayudar a los fabricantes locales de automóviles eléctricos como BYD Co. y BAIC Motor Corp., limitando el número de nuevos actores en la industria. La empresa conjunta de Volkswagen con Anhui Jianghuai Automobile Group Corp. recibió la licencia número 15 para producir vehículos eléctricos.

Hasta la fecha, las empresas recién establecidas en China han anunciado al menos 98 mil  millones de yuanes (unos 14 mil millones de dólares) en inversiones para construir fábricas de automóviles eléctricos con una capacidad anual total de 2.9 millones de unidades al año, o seis veces el número de vehículos eléctricos vendidos el año pasado, según datos compilados por Bloomberg de los estados de cuenta de las compañías.

El primer ministro chino, Li Keqiang, dijo la semana pasada que el país cumplirá sus promesas de enfrentar el calentamiento global. El presidente Donald Trump anunció que retirará a Estados Unidos del pacto climático de París porque favorecía a otras naciones, una medida considerada como una apertura para que China mejore su imagen de líder mundial en temas medioambientales.