Economía

China se prepara para el “Davos de verano”

10 febrero 2014 4:18 Última actualización 11 septiembre 2013 5:2

[El evento reúne en Asia a empresarios del más alto nivel / Reuters]  


 
 
Sergio Meana / Enviado
 
 
DALIAN, China.– El conductor del taxi que lleva al cansado reportero del aeropuerto al hotel no finge su felicidad ni demuestra sus ganas de platicar, incluso advierte con los gestos de su cara que no le gusta hablar inglés, esos que son universalmente entendidos.
 
 
El policía al que se le piden instrucciones para salir del aeropuerto tampoco está de acuerdo con esforzarse por practicar el idioma anglosajón, pues su milenaria cultura hace tan solo 15 años decidió abrirse a la economía internacional y preguntarle si habla inglés es prácticamente un insulto por lo que continúa hablando en chino cada vez más fuerte.
 
 
A medida que se acerca “Davos de Verano”, organizado por el Foro Económico Mundial, las calles de esta ciudad al noreste de China se van “occidentalizando”.
 
 
Llegando al centro de la ciudad que está ubicada casi en la frontera con Corea del Norte, el inglés es ahora el idioma “oficial” y el taxista que pasa por el hotel para recorrer la ciudad pregunta que cómo se ve a la economía china desde México.
 
 
Aunque su Producto Interno Bruto (PIB) rebasará al estadounidense en el año 2016, según predicciones de la Organización para la Cooperación y Desarrollo Económicos (OCDE), aún piensa en su economía como una en desarrollo y similar a la de México.
 
 
“Creo que los dos países nos debemos ayudar, los dos somos países subdesarrollados”, afirma el taxista.
 
 
Las manos de los policías uniformados de blanco y azul saludan con el movimiento de izquierda a derecha y dicen “hi, welcome to China”, como si se llegara a Disneylandia, en vez del popular saludo chino “ni hao”.
 
 
Los detectores de metal ahora en el lobby del hotel Hilton frente al Centro de Convenciones, el servicio de limosinas Audi, las barreras y conos en las calles para cerrar el paso vehicular, así como el despliegue de elementos de la policía, ponen en evidencia los requerimientos de los organizadores del Foro, la magnitud del evento y la calidad de los participantes.
 
 
Los líderes del mundo se reunirán mañana y hasta el viernes cerca de la zona hotelera y de las calles cuyas tiendas muestran relojes, carteras y zapatos de lujo.
 
 
Este miércoles el primer ministro de China, Li Keqiang, inaugurará este evento donde principalmente se abordará la situación que vive la economía asiática y su interacción con el resto del mundo.