Economía

China pone a temblar a los mercados financieros

12 febrero 2014 4:37 Última actualización 25 junio 2013 7:35

 [Reuters / Archivo] 


 
Clara Zepeda Hurtado
 
Como efecto dominó, la caída del índice Shanghai Composite en China de 5.30% ayer –su mayor pérdida desde finales de agosto de 2009-, prolongó el nerviosismo y la volatilidad en las bolsas asiáticas y europeas, y arrastró consigo a los principales mercados de Estados Unidos, México y Latinoamérica.
 
Los mercados financieros comenzaron la última semana de junio con una baja generalizada, al verse afectados por los temores relacionados con el fin del programa de estímulos monetarios de la Reserva Federal (Fed) de EU y por la incertidumbre en torno al sector bancario de China.
 
A pesar de que salió de mínimos intradía, después de que el mercado de bonos del Tesoro de EU se estabilizó, Wall Street, que arrastró a México, volvió a terminar a la baja. Ni los comentarios de varios miembros de la Fed lograron calmar los ánimos de los inversionistas.
 
La señal que mandó el banco central chino de que no va a inyectar liquidez de forma generalizada para tratar de relajar las presiones que amenazan con afectar el crecimiento económico cayó como “balde de agua fría” en el mercado accionario del país asiático, que a su vez contagió al resto del mundo.
 
El banco central de China dijo en un comunicado que hay un monto razonable de liquidez en el sistema financiero y urgió a los bancos a controlar los riesgos de la expansión del crédito, ya que los préstamos interbancarios se dispararon en los últimos días, por la concesión de préstamos especulativos dirigidos en buena medida al sector inmobiliario.
 
En Nueva York, el Dow Jones retrocedió 0.94%, a 14,659.56 puntos; el selectivo S&P 500 cedió 1.21%, a 1,573.09 enteros, mientras que el Nasdaq perdió 1.09%, a 3,320.76 unidades.
 
En una entrevista con el Financial Times, Richard Fisher, presidente de la Reserva Federal de Dallas, llamó “cerdos salvajes” a los especuladores que llevaron a una exagerada caída de los mercados, tras la conferencia de Ben Bernanke.
 
Con un volumen de operación de 418.9 millones de acciones negociadas, el Índice de Precios y Cotizaciones de la Bolsa Mexicana de Valores retrocedió 1.36%, al cerrar en 37,517.36 unidades, el mismo nivel en el que finalizó el jueves pasado, y regresó a rangos de hace un año.
 
Para Rubén Domínguez, analista de DerFin, Consultoría Financiera, los mercados están sobrerreaccionando a cualquier noticia referente a la liquidez, por lo que hasta que no comiencen a bajar los niveles de elevada volatilidad, no entrarán a una fase de estabilidad.
 
El tipo de cambio presentó ayer un rebote natural. De acuerdo con el Banco de México, el dólar al mayoreo se ubicó en 13,2599 pesos, lo que representó una depreciación frente al peso mexicano de 6.99 centavos, 0.52%.
 
Los mercados europeos cerraron la sesión con pérdidas claras, que en el caso de Madrid llegaron a 1.91%.
 
En Francfort, el mayor mercado de la región, el DAX-30 sucumbió 1.24%, mientras que en París, Londres y Milán, la contracción fue de 1.71, 1.42 y 0.93%, respectivamente.
 
En medio de esta situación, la bolsa de Shanghai se derrumbó 5.30%. En Tokio, las pérdidas llegaron a 1.26%, mientras que en Hong Kong el índice Hang Seng retrocedió 2.22%.
 
 
Información proporcionada por El Financiero Diario.