Economía

China inyecta inversiones a Argentina al borde de un default

Sin acceso al crédito externo, Argentina firmará 19 convenios con China para la construcción de dos represas hidroeléctricas y la renovación de una línea ferroviaria.
Reuters
18 julio 2014 9:0 Última actualización 18 julio 2014 9:0
Divisas del mundo

Yuan. (Reuters)

BUENOS AIRES. - Argentina firmará este viernes varios acuerdos con China que le permitirán financiar obras de infraestructura y compras de bienes al país asiático, dando una bocanada de oxígeno a un país sin acceso al crédito externo y al borde de un default de deuda.

Los convenios que refrendarán en Buenos Aires la presidenta Cristina Fernández y su par chino Xi Jinping incluyen el desembolso de préstamos por siete mil 500 millones de dólares para la construcción de dos represas hidroeléctricas y la renovación de una línea ferroviaria clave para el transporte de granos.

"Son 19 acuerdos en total", dijo en una conferencia de prensa el jefe de Gabinete, Jorge Capitanich, y aclaró que también incluyen la compra de material ferroviario y convenios fitosanitarios.


Los bancos centrales de los dos países también cerrarán un acuerdo por el equivalente a 11 mil millones de dólares que le permitirá a Argentina financiar importaciones desde China sin tener que utilizar los escasos dólares de sus reservas internacionales. Un convenio similar firmando en el 2009 había vencido recientemente.

Las reservas del Banco Central cayeron un 30 por ciento el año pasado debido a que el gobierno echa mano de ellas para pagar sus deudas en moneda extranjera y el país sufre una crisis de liquidez de dólares que obligó a la entidad a utilizar sus recursos para financiar el comercio exterior.

La economía argentina está en recesión asfixiada por una alta inflación y un pobre nivel de inversiones. Esta situación podría agravarse si el país cae en cesación de pagos a fin de mes debido a una sentencia judicial adversa en Nueva York que la obliga a pagar al menos mil 330 millones de dólares por su cesación de pagos en el 2002.

Las dos represas financiadas por Pekín serán construidas por China Gezhouba Group Corp y el grupo local Electroingeniería. Se levantarán sobre las márgenes del río Santa Cruz en la provincia homónima y tendrán una capacidad de generación conjunta de mil 740 megavatios, casi un 6 por ciento de la capacidad instalada actualmente en Argentina.

La visita de dos días de Xi a la Argentina es la primera de un presidente chino en 10 años.

China es el segundo socio comercial del país sudamericano después de Brasil y su principal comprador de productos agrícolas. En 2013, el déficit comercial de Argentina con el país oriental aumentó algo más de 20 por ciento respecto al 2012 y alcanzó los 5.801,8 millones de dólares.