Economía

China intenta calmar los mercados con pronóstico de estabilidad

El vicegobernador del banco central chino dijo que la economía de su país es sólida mientras los mercados se vuelven pesimistas sobre el crecimiento económico chino y la capacidad de las autoridades para manejar la desaceleración.
Bloomberg
04 septiembre 2015 12:36 Última actualización 04 septiembre 2015 12:37
China

(Reuters)

China intentó aplacar los temores de que su economía en desaceleración podría hacer caer el crecimiento mundial y señaló que no se verá arrastrado a devaluaciones cambiarias de pagar con la misma moneda.

Yi Gang, vicegobernador del banco central chino, dijo este viernes que la economía de su país es sólida pese a la liquidación del mercado bursátil y que el yuan se mantendrá estable. Habló en una entrevista en Ankara donde están reunidos los ministros de finanzas y banqueros centrales del Grupo de 20 naciones.

“Los principios económicos fundamentales de la economía china están bien”, dijo Yi. “Nadie puede hacer predicciones exactas sobre la volatilidad del mercado, pero confío en que el tipo de cambio del renminbi será más o menos estable en torno del nivel de equilibrio”.

La creciente desaceleración y la devaluación en China están enfriando la confianza de los inversores, alterando las monedas y dejando el índice MSCI de mercados emergentes por debajo de 16 por ciento en lo que va del año. El borrador de un comunicado preparado antes de la reunión mencionó “la reciente volatilidad en los mercados financieros” y la necesidad de controlar posibles derrames.

Los diseñadores de la política tratarán los problemas en China sin referirse directamente a éstos en la declaración final, según un integrante de la delegación rusa que habló bajo condición de anonimato.

La moneda china avanzó 1.5 por ciento contra el dólar hasta el 2 de septiembre desde que alcanzó un mínimo en cuatro años de 6.4510 yuanes el 12 de agosto.

“Seguramente hablaremos de la situación en China más intensamente y escucharemos con atención la visión que tienen las propias autoridades chinas”, dijo el ministro de Finanzas alemán, Wolfgang Schaeuble.

“ATERRIZAJE MOVIDO PERO NO BRUSCO”

Después de haber sido los niños mimados de la economía mundial en tanto contribuyeron a sacarla de su recesión de 2009, los mercados emergentes desde China hasta Brasil han decaído ahora a raíz de un comercio en baja, una deuda creciente, precios más bajos de las materias primas y un dólar estadounidense en alza. La liquidación en los mercados de valores ya está llevando a establecer paralelos con la crisis financiera asiática de los años 1990.

“La desaceleración china será un aterrizaje movido pero no llegará a un aterrizaje brusco”, dijo en una entrevista en Cernobbio, Italia, Nouriel Roubini, presidente de Roubini Global Economics. “Los mercados se están volviendo demasiado pesimistas con el crecimiento económico chino y la capacidad de sus autoridades de política para manejar esa desaceleración del crecimiento y también manejar los movimientos de la moneda y el mercado bursátil”.

La desaceleración de China tiene lugar en momentos que la Reserva Federal analiza elevar las tasas de interés en los Estados Unidos por primera vez en nueve años.

Las probabilidades de un aumento en septiembre se redujeron desde 40 por ciento hasta 28 por ciento a fines de julio, según datos sobre futuros recopilados por Bloomberg. La probabilidad de octubre es de 40 por ciento y la de diciembre de 57 por ciento.