China estudia importar más carbón de EU para reducir déficit comercial
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

China estudia importar más carbón de EU para reducir déficit comercial

COMPARTIR

···

China estudia importar más carbón de EU para reducir déficit comercial

Esta medida sigue a las acciones tomadas por China este mes, que declaró que también aumentará las importaciones de productos agrícolas.

29/05/2018
Al registrarte estás aceptando el aviso de privacidad y protección de datos. Puedes desuscribirte en cualquier momento.

China estudia un plan destinado a comprar más carbón estadounidense como parte de una iniciativa para reducir su déficit comercial con Estados Unidos, según personas con conocimiento del tema.

Funcionarios chinos se proponen, en particular, impulsar las compras a Virginia Occidental, comentaron las personas este martes, que pidieron no ser nombradas dado que no están autorizadas a hablar en público. No aclararon si Beijing buscará comprar más suministros a otros estados pues no se ha llegado a una decisión final.

La Comisión Nacional de Desarrollo y Reforma, máximo planificador económico del país asiático, remitió las preguntas a la Administración Nacional de Energía, cuyos funcionarios no respondieron un correo electrónico de consulta.

Este mes, China prometió aumentar las compras de energía y productos agrícolas estadounidenses como una manera de reducir el déficit de la balanza comercial de 375 mil millones de dólares y desactivar la guerra comercial entre las dos mayores economías del mundo.

Más importaciones por parte del país asiático ayudarían a los estados de la Unión Americana productores de carbón —incluida Virgina Occidental—, que votaron por Donald Trump a raíz de la promesa del republicano de reactivar este debilitado sector.

En 2016, Virginia Occidental fue el segundo mayor productor de carbón de EU después de Wyoming, con el 11 por ciento de la producción nacional total, de acuerdo con la EIA. Todo el carbón del estado es bituminoso, con un contenido variado de azufre, y aproximadamente 75 por ciento se envía a otros estados y países.

Si bien China mantiene el objetivo a largo plazo de reducir el porcentaje de carbón en su matriz energética, sigue siendo el país que más produce, consume e importa ese combustible. En 2017 adquirió 271 millones de toneladas del exterior, según datos de la aduana.

Estados Unidos exportó alrededor de 3.2 millones de toneladas cortas a Chinas, según datos de la Administración de Información Energética (EIA, por sus siglas en inglés).

EU incrementó a más del doble las exportaciones de carbón a Asia en 2017, llegando a 32.8 millones de toneladas, en tanto que los envíos totales al exterior crecieron 61 por ciento interanual. India fue el mayor importador de carbón térmico, utilizado en las centrales eléctricas de carbón, según la EIA.

Trump prometió reactivar la industria del carbón eliminando las restricciones que la afectan. En febrero de 2017, sancionó una ley que derogó una regulación destinada a proteger los ríos de los efectos de la extracción del carbón.

En octubre, su administración propuso abolir la Ley de Energía Limpia, concebida para reducir las emisiones de dióxido de carbono provenientes de la generación de electricidad.

Si bien Trump abandonó posteriormente la tregua económica firmada entre el enviado especial de Beijing y la Casa Blanca el 19 de mayo en Washington, Wilbur Ross, el secretario de Comercio, proyecta volver a viajar a la capital china a comienzos del mes próximo para continuar con las negociaciones.

China ya indicó que reducirá el impuesto a las importaciones de autos de pasajeros y las versiones indican que habría más reducciones arancelarias en puerta.

No sería la primera vez que las políticas comerciales de China afectan a sectores que respaldan a Trump en Estados Unidos. Cuando se intensificó la guerra comercial al inicio de este año, el gigante asiático dijo que estaba considerando aranceles más duros para la soya, con posibles perjuicios para el sector agrícola estadounidense que había apoyado al presidente.

Al lograrse una tregua entre ambos países, se dio marcha atrás al plan.