Economía
 

Población china envejece rápidamente y su producción se ve afectada

El dragón asiático y otros países de la región podrían enfrentar un menor crecimiento económico y más gastos en salud ante la expansión de la población longeva.
Leticia Hernández Morón
06 septiembre 2017 18:5 Última actualización 06 septiembre 2017 20:4
Más longevos en 2050

Se prevé que el número de personas de 80 años o más se triplique de 137 millones en 2017 a 425 millones en 2050. (Bloomberg)


El rápido envejecimiento de la población en China, Japón, Corea y Tailandia hará que se reduzca su mano de obra y haya menor crecimiento de su productividad, alertó Christine Lagarde, directora gerente del Fondo Monetario Internacional (FMI).



“Estimamos que estos países podrían enfrentar un menor crecimiento anual del PIB, hasta de un punto porcentual”, alertó en su discurso “Región Asia-Pacífico: Preparándose para la próxima transformación”, pronunciado en la Conferencia Internacional en Seúl, Corea.

Globalmente, se prevé que el número de personas de 80 años o más se triplique de 137 millones en 2017 a 425 millones en 2050. Para el año 2100 se estima que aumente a 909 millones, casi siete veces su valor en 2017, según el área de asuntos económicos de las Naciones Unidas.

Además de que se reduce la fuerza laboral, con el envejecimiento de la población aparecen otros problemas como menores ingresos fiscales para los gobiernos a cambio de mayores gastos en salud. Según datos de China Power, el porcentaje de chinos arriba de la edad de retiro se estima alcance al 39 por ciento de la población en el 2050.

La directora gerente del FMI también se refirió a los retos que enfrentan economías como India, Indonesia y Filipinas, con un gran porcentaje de población joven y la oportunidad de cosechar ese dividendo demográfico a través de elevar la productividad, y crear más y mejores empleos.

Un “análisis del FMI muestra que una fuerza de trabajo creciente puede agregar un punto porcentual completo a su crecimiento anual del PIB (Producto Interno Bruto) durante las próximas tres décadas”, dijo el organismo.

Su consejo para todos los países es integrar a las mujeres a la vida laboral y acelerar la innovación, como vías para aumentar el crecimiento de sus economías.

Impulsar la proporción de las mujeres en la fuerza laboral a través de incentivos fiscales para quienes permitan el trabajo de medio tiempo, expandir el acceso de las niñas a educación de alta calidad y promover el acceso al sistema financiero a las mujeres son acciones que rinden frutos.

“Algunos estimados indican que acortar las diferencias entre hombres y mujeres en el mercado laboral podrían impulsar el PIB en 9 por ciento en Japón; 10 por ciento en Corea del Sur, y 27 por ciento en India”, dijo.
Impulsar la innovación, a través de incentivos fiscales para la investigación y el desarrollo, e invertir en más infraestructura y educación son los caminos para elevar la productividad de los países, además de aumentar el comercio.

Las discusiones de la Conferencia Internacional se enfocarán sobre cómo promover un crecimiento sostenido e inclusivo en la región asiática, que ha contribuido con dos tercios del crecimiento global y representa cerca del 44 por ciento del PIB Mundial, según el organismo.