Economía

China, el mayor receptor de inversión extranjera a nivel mundial

La incertidumbre de los inversores respecto a las políticas y el alto riesgo geopolítico fueron dos de los factores por los que la IED en el mundo disminuyó en mil 023 millones de dólares, según la Conferencia de la ONU sobre Comercio y Desarrollo.
Notimex
24 junio 2015 14:6 Última actualización 24 junio 2015 14:6
China

(Bloomberg)

Ginebra.- A pesar de que la inversión extranjera directa mundial disminuyó un 16 por ciento, China se apuntaló como el mayor receptor en 2014, según un informe de la Conferencia de la ONU sobre Comercio y Desarrollo (UNCTAD, por sus siglas en inglés).

El Informe sobre las Inversiones en el Mundo 2015, publicado este miércoles, señala que esta disminución de la inversión extranjera directa (IED) se calcula en mil 023 millones de dólares, lo que se explica por la fragilidad de la economía mundial.

Asimismo, por la incertidumbre de los inversores respecto a las políticas y el alto riesgo geopolítico.

No obstante, el reporte indica que China pasó a ser el mayor receptor de IED en 2014 alcanzando los 129 mil millones de dólares, lo que representa un aumento del 4.0 por ciento.

Por su parte, las entradas en Hong Kong (China) aumentaron un 39 por ciento con un monto anual de 103 mil millones de dólares.

“Este extraordinario crecimiento obedeció al aumento de las inversiones en acciones y otras participaciones en el capital asociadas a algunas importantes fusiones y adquisiciones transfronterizas”, subraya.

Indica que la IED en Asia Oriental y Sudoriental combinadas crecieron un 10 por ciento en 2014 pese a la desaceleración del crecimiento económico hasta alcanzar un máximo histórico de 381 mil millones de dólares.

Por otra parte, la UNCTAD refiere que las entradas de IED en los países desarrollados se contrajeron por tercer año consecutivo registrando un descenso del 28 por ciento, es decir, 499 mil millones de dólares, su nivel más bajo desde 2004.

En cambio, las salidas de IED de las economías desarrolladas se mantuvieron estables en 823 mil millones de dólares.

Las entradas de IED en América del Norte bajaron tanto en Canadá como en Estados Unidos situándose en 146 mil millones de dólares.

Agrega que la venta de activos en Estados Unidos por empresas multinacionales extranjeras ascendió a 176 mil millones de dólares en 2014 debido a la venta de Verizon.

Sin esa transacción “las entradas de IED de Estados Unidos habría permanecido en un nivel comparable al de 2013”.

Pese a esta caída, Estados Unidos sigue siendo el principal receptor de corrientes de IED de las economías desarrolladas.

En cuanto a Europa, las corrientes de IED disminuyeron un 11 por ciento y se cifraron en 289 mil millones de dólares, manteniendo la tendencia a la baja que persiste desde 2012.

Las entradas de IED bajaron en 18 economías europeas, incluso en Bélgica, Francia e Irlanda que registraron grandes inversiones en 2013. En cambio los que registraron mayores aumentos en las entradas fueron Finlandia y Suiza.

Reino Unido, con 72 mil millones de dólares, conservó su posición como el principal receptor de inversión extranjera directa en Europa.

En lo que se refiere a América Latina, excluyendo los centros transnacionales del Caribe, la UNCTAD observa que después de cuatro años consecutivos de crecimiento, en 2014 las corrientes de IED disminuyeron un 14 por ciento, es decir, a 159 mil millones de dólares.

Ello se debió principalmente a una disminución del 72 por ciento en las fusiones y adquisiciones transfronterizas en América Central y del Caribe y a la caída de los precios de los productos básicos, que redujo la inversión en las industrias extractivas de América del Sur.

En cuanto al Asia Meridional fue India la que encabezó la IED regional con un aumento del 22 por ciento, situándose en alrededor de 34 mil millones de dólares, mientras que las entradas en el resto de la región aumentaron un 16 por ciento en 2014.

En cuanto a las denominadas economías en transición (Europa Suroriental, Comunidad de Estados Independientes y Georgia), las inversiones extranjeras se redujeron un 50 por ciento con lo que pasaron a situarse en 48 mil millones de dólares.

La UNCTAD enfatiza que el riesgo geopolítico y los conflictos regionales afectaron sustancialmente las corrientes de IED a dichas economías.

Rusia, la mayor receptora de la región, experimentó un decenso del 70 por ciento hasta los 21 mil millones de dólares.

En cuanto al Asia Occidental y países del Medio Oriente, la IED mantuvo su tendencia a la baja por sexto año consecutivo y disminuyó un 4.0 por ciento hasta los 43 mil millones de dólares.

Según el informe, el continuo descenso de las IED se debe a las sucesivas crisis que han afectado la región, incluyendo la crisis económica mundial, los disturbios políticos y conflictos en algunos países de la región.

La UNCTAD destaca que esta situación “no sólo ha alejado la IED de los países directamente afectados, sino también de los países vecinos y de los de toda la región”.