Economía

¿Cuánto tiempo puede mantener China la devaluación del yuan?

Aunque el frágil equilibrio logrado por China podría durar más tiempo de lo esperado, analistas consideran que en el futuro sólo es cuestión de cuándo y cuánto caerá el yuan.
Bloomberg
07 septiembre 2015 11:13 Última actualización 07 septiembre 2015 11:14
Desfile militar en China. (Reuters)

Desfile militar en China. (Reuters)

Lo que pasa en Beijing no se queda en Beijing.

Los altos costos asociados con el mantenimiento de la paridad del yuan con el dólar estadounidense en medio de la debilidad de los datos económicos provocaron la sorprendente devaluación de la moneda china el 11 agosto. Desde entonces, el movimiento ha llegado a ser visto como la causa inmediata de la agitación en los mercados financieros y de la devaluación de las monedas de otras naciones con tasas de cambio fijas.

Las salidas de capital han sido el mayor dolor de cabeza de las políticas chinas. Estas olas de dinero que salen de la segunda economía más grande del mundo son una fuente de presión a la baja sobre el yuan y tienen un efecto perjudicial sobre la liquidez interna- el último deseo de una nación que disfrutó de una extensa temporada de crecimiento con necesidades de crédito de boyantes.

Debido al delicado equilibrio de China, esa no es una solución permanente, los participantes del mercado se preguntan cómo - y cuándo - podría terminar.

Analistas de Deutsche Bank, Barclays y Societe Generale estimaron la semana pasada que el Banco Popular de China agotó sus reservas de divisas por entre 100 a 200 mil millones de dólares en agosto con el fin de estabilizar el yuan después de que el shock de la devaluación provocara que los comerciantes vieran cómo bajar la tasa de intercambio que podía ser presionada y la salida de capitales que, con toda probabilidad, no disminuyeron. Como tal, la estabilidad en el cambio de tasa ha sido una fachada - y cara.

"El Banco Popular de China parecía ser muy activo en el mercado al contado después del cambio de régimen cambiario el 11 de agosto con el fin de estabilizar el yuan", escribió Wei Yao, economista de Societe Generale de China. "El volumen de operaciones de yuanes en tierra casi se duplicó en los 15 días de negociación después del 11 agosto, en comparación con las 20 sesiones bursátiles anteriores y en lo que va del año".

Mientras tanto, Barclays estima que el Banco Popular de China tendría que reducir la tasa de reserva obligatoria por un mínimo de 40 puntos básicos al mes sólo para compensar los efectos negativos sobre la liquidez de sus intervenciones en el intercambio de divisas, dado el ritmo actual de las salidas de capital.

Este frágil equilibrio, sin embargo, podría soportar más tiempo de lo que se podría esperar.

Incluso después de la reducción en agosto, Yao de Societe Generale estima que el Banco Popular de China tiene 3,500 billones de dólares en reservas extranjeras. Según los datos oficiales dados a conocer este lunes, la acumulación de divisas de China se redujo en 93 mil 900 millones en agosto, a tres mil 557 billones de dólares.

Las autoridades chinas probablemente desean mantener un tope de tamaño considerable en forma de reservas de divisas, por lo que Yao piensa que sólo estarían dispuestos a vender un billón de dólares de sus activos con el fin de defender el yuan. Esto sugiere que China podría probablemente mantener sus actuales tácticas de tipo de cambio durante muchos meses, pero no necesariamente años.

Las autoridades chinas pueden tratar de estabilizar su cambio de tarifa a través de acciones distintas a la intervención directa. Yao de Societe Generale ha sugerido que la imposición de más controles de capital podría prevenir la salida de más fondos del país. Por otra parte, el economista en jefe de Deutsche Bank de China, Zhiwei Zhang, señala que el gobierno podría abrir los mercados financieros a más participantes, al igual que las compañías de seguros, con el fin de inducir los flujos hacia el país.

Por suerte para China, la tormenta parece estar disminuyendo, por ahora.

"En los dos primeros días de negociación en septiembre, la tasa en realidad tenía apreciaciones considerables con la reducción de los volúmenes de operaciones diarias", observó Zhang.

Pero en el futuro, es sólo una cuestión de cuándo y cuánto caerá el yuan, según los analistas.