Economía

China crecería 'por encima' del 7% en 2015: FMI

Las declaraciones de Changyong Rhee, director del Departamento de Asia y el Pacífico del FMI, sobre China sugieren que el Fondo revisará al alza su previsión de crecimiento para el país que será publicada el próximo mes desde la estimación de un 7.1 por ciento que hizo en julio.
Reuters
24 septiembre 2014 9:54 Última actualización 24 septiembre 2014 10:2
Economía china

Bandera de China. (AP)

La economía de China probablemente crecerá en el 2015 más rápido de lo previsto anteriormente, por encima del 7 por ciento, dijo el Fondo Monetario Internacional, restando importancia a los riesgos de un enfriamiento en el mercado inmobiliario de la segunda economía más grande del mundo.

El crecimiento económico de China probablemente estará "muy por encima" del 7 por ciento el próximo año, dijo Changyong Rhee, director del Departamento de Asia y el Pacífico del FMI, en una conferencia de prensa en Manila.

Sus declaraciones sugieren que el FMI revisará al alza su previsión de crecimiento para el país que será publicada el próximo mes desde la estimación de un 7.1 por ciento que hizo en julio.


El FMI tiene una previsión de crecimiento para China de un 7.4 por ciento en el 2014, ligeramente por debajo de la meta oficial de Pekín en torno al 7.5 por ciento.

"Creemos que tienen muchas herramientas para mantener la tasa de crecimiento muy por encima del 7 por ciento el próximo año", declaró Rhee.

Muchos economistas ven la rápida desaceleración del mercado inmobiliario de China como el mayor riesgo para la economía del país. Los precios de las casas, las ventas y las nuevas construcciones están disminuyendo, lo que lastra cada vez más a sectores relacionados, desde muebles hasta vidrio, cemento y acero.

Analistas estiman que en los próximos meses Pekín anunciará medidas de estímulo adicionales para evitar un agravamiento en la desaceleración económica, como más ayuda para las personas que quieran comprar una casa.

Sin embargo, el economista señaló que el FMI no espera que la desaceleración del mercado de bienes raíces de China se convierta en un problema grave, ya que ve un "ajuste gradual", en vez de un aterrizaje forzoso.

"La evidencia demuestra que habrá un ajuste gradual en el mercado inmobiliario, pero tenemos que vigilar si ese escenario de base se sostiene", dijo Rhee.

Una ralentización para la economía de China no debería ser mirada como un "riesgo puro", porque le da a otros países de Asia mejores posibilidades de competir con Pekín y de atraer inversión extranjera directa, agregó Rhee.

El crecimiento en Asia se mantendría robusto, agregó Rhee, lo que deja a los países de la región en una posición mejor para soportar el impacto de tasas de interés más altas en Estados Unidos, en términos de flujos de capital y de volatilidad de mercado.

"Tenemos que estar preparados, pero el impacto sobre las economías de Asia será mucho menor en comparación con su posible impacto en otras regiones. No podemos ser complacientes, pero considero que los países de Asia están bien preparados", dijo Rhee.