Economía

China busca aceptación pública de transgénicos

Para aclarar los beneficios de los alimentos transgénicos, el gobierno chino realizará en junio una encuesta pública a fin de lograr la aceptación de la ciudadanía sobre estos productos.
Bloomberg
22 mayo 2017 22:56 Última actualización 23 mayo 2017 5:0
Campo algodonero (Reuters/Archivo)

China es el cuarto productor mundial de algodón transgénico. (Archivo)

China llevará a cabo una encuesta a nivel nacional el próximo mes para probar la aceptación pública de alimentos genéticamente modificados, una tecnología que, según el gobierno, aumentaría los rendimientos y la agricultura sostenible en un país que ha visto el consumo dispararse.

Esto al acercarse la compra de Syngenta AG, que produce semillas genéticamente modificadas para el maíz, la cual está preparando para una expansión en el país asiático después que sus accionistas aceptaron una oferta de 43 mil millones por el agronegocio suizo hecha por China National Chemical Corp.

El sondeo, patrocinado por el gobierno, se llevará a cabo en paralelo con una campaña en medios sociales para difundir conocimientos básicos sobre la tecnología de los organismos genéricamente modificados (OMG), que es ampliamente malentendida en el país, dijo Jin Jianbin, profesor de la Escuela de Periodismo y Comunicación de Tsinghua.

China es el cuarto productor mundial de algodón transgénico y el principal importador de soja, la mayor parte de la cual está genéticamente modificada y se utiliza para aceite de cocina y alimento para cerdos y pollos.

Pero la preocupación pública por los temas de seguridad de los alimentos y el escepticismo sobre los efectos del consumo de alimentos transgénicos han hecho que el gobierno se resista a introducir la tecnología para los cultivos básicos.

“Muchos chinos se ponen pálidos cuando se mencionan los OGM”, dijo Jin. Algunos todavía creen que los alimentos transgénicos pueden causar cáncer y perjudicar el parto, debido a informes engañosos en periódicos y medios sociales, agregó.

Una decisión reciente de un cuerpo legislativo local contra la producción de cultivos transgénicos ha añadido a la confusión pública, dijo Jin.

La encuesta nacional pretende descubrir cuáles son las preocupaciones del público para que el gobierno pueda resolver la confusión, dijo Jin, quien espera que el resultado de la encuesta demuestre que la percepción del público en general sobre los OGM sigue siendo negativa, pero “a medida que más personas lleguen a conocer la tecnología, más estarían dispuestas a aceptarla”.